Vida palaciega por unas horas en Versalles

Austeridad. Es la palabra que resuena en mi cabeza estos días al pensar en Versalles. Versalles, probablemente uno de los palacios más lujosos del mundo. Pues precisamente es esa paradoja que me hace reflexionar. Porque no era sólo antaño que los reyes vivian como… como eso, como reyes. Todavía hoy monarcas, políticos y defraudadores viven a todo lujo cuando al resto del mundo nos dicen que hay que vivir con austeridad… la verdad que me repatea.

versailles

Y Versalles representa justo eso. El lujo, la vanidad, llevada al extremo. Disfruté de la visita, mucho, pero no puedo dejar de lado esta pequeña reflexión. Las paredes, los suelos, los techos de Versailles, casi cada rincón del palacio, están decorados con un lujo de detalles que satura la mirada. No hay un lugar donde dejar reposar la mirada que no esté decorado con pinturas, grabados, bordados en oro… Por unas horas, paseando por las estancias y los jardines de este palacio podemos entrever la vida de los monarcas y cortesanos, entre tules y bordados, bajo la mirada de toda una nación.

versailles-interior

Este impresionante palacio sirvió de hogar a la familia real francesa entre 1661y 1789. El complejo palaciego que podemos ver hoy en día, originó en un palacete de caza en el siglo XVII que fue ampliándose hasta convertirse en el gran palacio y parque e Versalles que ahora incluye en su terreno el Gran y Pequeño Trianón y forma parte del listado de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La galería de los espejos, una sala con grandes ventanales frente a os jardines del palacio es una de las salas más impresionantes de la visita. Aquí se recibían a los grandes mandatarios del mundo en visitas oficiales, se celebraban banquetes y bailes para los invitados a la casa real, ahora la sala es un hervidero de turistas armados con audioguía y cámaras de foto intentando capturar la grandeza de este lugar en una imágen. El recorrido incluye muchas otras salas, entre ellas destacan los aposentos del rey y de la reina, la capilla real, los jardines…

Gran salón de los espejos en Versalles

En la Gran Sala, o galería de los espejos, se celebraron eventos tan imperantes como la fiesta de disfraces con motivo del matrimonio de María Antonieta y del Delfín, el futuro Luis XVI, en mayo de 1770. Luego más adelante,  se firmó, el 28 de junio de 1919, aquí el Tratado de Versalles, que ponía punto final a la Primera Guerra Mundial.

En su momento de máximo esplendor vivían aquí unas 20.000 personas incluyendo la familia real, los cortesanos, el personal de cocina, limpieza, caballerizas, etc. Hoy en día visitan el palacio unos tres millones de personas al año.

En cuanto a los servicios en el palacio, encontrarás un restaurante y un par de bares aunque la verdad nos pareció que la oferta de comida era más bien limitada. Mi consejo sería comer antes de la visita o comprar en uno de los restaurantes o cafeterías del pueblo. Vimos a varias personas que comieron en la cola (un poco más de una hora).

Horarios y precios de la entrada a Versalles

Si compras la entrada anticipada en Internet te ahorrarás la cola de la venta de entradas aunque, por lo menos en mi experiencia, esa cola no era nada larga comparada con la cola de la entrada, que todo el mundo estaba obligado a hacerlo.

La entrada general cuesta 15 euros y es gratuita para los menores de 26 años y residentes e la Unión Europea. El primer domingo de mes, entre noviembre y marzo, la entrada al palacio es gratuita para todo el mundo.

El palacio de Versalles está abierto de martes a domingo entre las 09:00 y las 17:30 en invierno y hasta las 18:30 en verano.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top