Viajar a Canadá con niños

Cuando planeaba mi viaje a Canadá con mi pequeña de un año no encontré demasiada información para viajar con un bebé a Canadá. Con este artículo no pretendo mostrarme como experta en materia pero si compartir mi experiencia por si puede ayudar a alguien.

Padre e hija en Cataratas del Niágara

Padre e hija en Cataratas del Niágara

En general es un país bien preparado. En muchos lugares encontrarás cambiadores para bebés. Y aunque en algunos restaurantes no encontré, siempre había un rincón para poder cambiar a mi hija (hay que ser creativo, como en España). En la mayor parte de museos tienen zonas para niños y casi todos los restaurantes tiene tornas (high chairs) a disposición de los clientes. Aunque no todos los hoteles disponían de cuna, la mayoría de ellos si nos la ofrecieron.

Lecciones aprendidas sobre viajar con un bebé a Canadá

No lleves toneladas de pañales, los justos para el viaje y el primer día. Una vez allí te puedes dirigir a un supermercado y comprar.

En el avión te dejarán pasar todos los líquidos que precises si son para alimentar a tu bebé.  Los escanean y listo. Además hay una cola especial en el control de seguridad para los viajeros que van con bebés lo que resulta muy práctico para todos. Si necesitas llevar leche en polvo (por ejemplo sin lactosa o la única marca que le gusta a tu bebé) la puedes facturar. A nosotros en Canadá no nos pusieron pegas aunque lo declaramos al entrar. También en el avión hay algunos asientos donde podrás pedir una cuna. Infórmate al hacer tu reserva.

Algonquin National Park

Algonquin National Park

En el súper (metro, por ejemplo) encontrarás, a parte de productos de higiene, también leche en polvo, cereales y comida preparada para bebé. Las opciones son distintas a las que estamos acostumbrados (por ejemplo espaguetis a la boloñesa con verduras) así que recomiendo comprar y variado y probar. Cuando des con el que le gusta a tu bebé lo repites. En algunas ciudades como Toronto nos costó encontrar supermercado en el centro así que si das con uno no dudes en abastecerte para unos días.

Comer en restaurantes: nosotros lo probamos varios días y, aunque para niños está bastante preparado, si tú bebé todavía come puré y no tiene dientes pues la cosa se complica… Nos pedimos algunos dips vegetales y sopas pero no fue siempre un éxito rotundo, por eso recomiendo tener a mano también comida para bebé.

Nuevas realidades, viajando en familia

Es sorprendente lo bien que se adaptan los niños al nuevo horario (mejor que nosotros) eso sí hay que respetar sus ritmos. Nosotros hicimos coincidir todos los viajes en coche largos (máximo unas 3 horas, con alguna excepción) con su hora de la siesta de forma que ella descansaba y adaptamos, por supuesto horas de comer y descanso.

El ritmo de viaje cambia. Para unos padres novatos como nosotros en eso de viajar en familia, viajar con Miss A significó ajustar el ritmo de viaje. Por una parte porque queríamos las horas de coche y la cantidad de actividades, pero sobretodo porque ¡como padre no paras! No puedes descansar cuando quieres y naturalmente te apetece incluir todos actividades en las que disfrute tu bebé. Puede ser un baño en la piscina del hotel, un rato en los columpios o buscar un parque de atracciones… Acabas más cansado que nunca pero también muy feliz. Los viajes no son como antes pero tampoco deben serlo.

Parque atracciones Indoor en Quebec

Parque atracciones Indoor en Quebec

Olvídate de llevar la ropa suficiente si viajas dos semanas o más. Aunque lleves recambios para todos los días siempre habrá una mancha al acecho. Busca un lugar para hacer la colada y ¡listos! Puede ser una lavandería de hotel o bien una a monedas en cualquier ciudad. Depende de tu presupuesto. Nosotros incluso lavamos los baberos a mano con el jabón de baño varios días… Es una solución de emergencia pero funciona.

Los imprevistos que puedes controlar

En América hay muchos hoteles sin ascensor. Normalmente los moteles u hoteles de paso tipo Comfort Inn pero también otros de más categoría en pueblos o ciudades pequeñas. Por lo general hay que subir solo un piso pero si lo puedes evitar, mucho mejor. Nota mental para el próximo viaje: pedir una habitación en la planta baja.

Bendito microondas. No siempre estarás cerca del hotel a las horas de comer pero es fácil que el desayuno, incluso la cena, la quieras hacer en la tranquilidad de tu habitación. Entonces si entre sus características incluye microondas, mucho mejor.

Un consejo final…

Déjate sorprender. El viaje implica mucho tiempo en familia. Son días sin interrupciones por trabajo, móviles, tele… Tus hijos lo disfrutarán tanto como tú y seguro viviréis momentos inolvidables. Guárdalos como un tesoro porque lo son. Disfruta de los buenos momentos y respira hondo cuando flaqueen tus fuerzas. La maternidad/paternidad es eso, para lo bueno y para lo malo, pura aventura.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

6 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Rosa dice:

    Hola Sonia, una consulta, cuando estuviste en Niagara tomaron el barquito Maid of the Mist con tu bebe de un año? De ser así lo recomiendas? estamos pensando viajar en septiembre y mi bebe tendra 1 año 7 meses y estamos pensando si es opcion tomarlo.

    Gracias

    • Sonia dice:

      Hola Rosa,

      Nosotros lo hemos tomado efectivamente con un bebé de 13 meses recién cumplidos. Ha sido una bonita experiencia aunque cuando se acercó mucho el barco a la catarata uno de nosotros tuvo que entrar con la niña a la parte interior del barco pues con el viento y el ruido se asustó mucho. Como hay una parte interior que queda protegida allí se relajó y todo bien. Para mi es una experiencia que merece la pena seguro. :)

      Un saludo,
      sonia.

  2. Montse dice:

    Hola Sonia!
    Podrías explicar un poco el recorrido que hicistéis, duración total, etc…?
    Estoy pensando en viajar a Canada con mis hijos el anyo que viene.
    Gracias!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top