Veo veo: una taza de té y un futuro indefinido

Un silbido…. El agua está lista. Ahora se levanta, camina despacito hacia los fogones y gira la manilla del gas hasta que se apaga el fuego. Escucho. Con movimientos tan livianos que casi no alcanza a levantar ningún ruido, aparta la vieja tetera del fuego. Deshace el camino hacia la mesa donde yo espero, paciente. Se sienta frente a mí y sirve dos tazas humeantes de té. Lo dejamos reposar. Me contempla sin decir nada.

La miro a los ojos, no baja la mirada. Sigue contemplándome atentamente. ¿Es tristeza lo que adivino en su mirada? ¿Reproche? ¿Duda? No lo sé. Hace días que no me habla. Sólo me mira. Tal vez espera que yo sea quien empiece a hablar. No sé qué decir ni qué pensar.

Me llevo la taza de té a los labios. El aroma intenso a té negro me llega primero al olfato. Luego lo saboreo. Un trago largo. Mmmm, ahora que ha llegado de lleno el otoño, con sus lluvias, con sus hojas marchitas, con su frío tras la ventana,  llega también la época de los tés. A cualquier hora me tomaría uno. Dejo que mis dedos rocen la taza, me caliento las manos con ella y miro el té como si escondiera la respuesta a mis dudas. Cómo quisiera poder leer el futuro en los restos de té que flotan en el agua…

Keep calm and drink tea

Levanto la mirada y allí sigue. Sentada frente a mí. Me mira con infinita paciencia. Vuelvo a preguntar por enésima vez. ¿Qué decisión debería haber tomado? ¿He tomado la correcta? ¿Me he dejado llevar? Sólo silencio. Me enoja que no responda a ninguna de mis preguntas.

¿Dónde quedan los viajes? ¿Dónde sigue el camino? Sigo anclada en el presente pero se que desandaré mis pasos. Volveré. ¿Pero será una vuelta de las de verdad? Hay tanto que ha cambiado. Más silencio. La odio. Odio que mis preguntas se queden colgando en el aire, sin adivinar ninguna respuesta.

Así es a veces mi conciencia, cuando más la necesito parece enmudecer. Si no guía mi norte ella, ¿cómo sabré que he llegado al sur? Tomo otro sorbo de té antes de que se enfríe. No me gusta el té frío. Cierro los ojos y respiro (me parece que sea la primera vez que lo hago en días – tal vez debería tomar más té, me ayuda a pensar). Al final me susurra algo… debes decidir. ¿Has decidido ya?

Otra taza de té. Necesito más tiempo para pensar. Me invade de nuevo ese aroma… conforme penetra por mi nariz me nubla los pensamientos. Los desdibuja y aparecen en ellos vastas plantaciones de té en Darjeeling, una tienda oscurecida por el paso de los años, en cualquier esquina de Londres. Se vende té a granel. Y una tetería nazarí, sí un rincón de paz con cojines desparramados por el suelo…

Si pudiera detener el tiempo me iría a andar por todos esos rincones. Pero debo decidir. Probablemente una de las tareas más difíciles de la vida. Cerrar puertas para poder abrir ventanas, pero ¿qué hay detrás? A veces la vida te arrastra al borde de un abismo y te dice que debes elegir. Y tu ¿saltas?

Mi porvenir parece estar conjugado en un futuro perfecto indefinido. Veremos como se dibujan los caminos. Por ahora hay que echar a andar.

¿Quieres leer más? Con los pies en la tierra / Belén Benarós / rumbeando por ahí / apuntes ideas imágenes / caminando por el globo / aby viajando / Nicolás Lobato / xpensadorax / prometeo poema / rincones con color / ir andando / la de ojos abiertos / bebelia heterogénea / cruzar la puerta / la mochila de mamá / magia en el camino / Dale viaja / Amneris Mazzeo / Mi vida en una mochila  /Caminomundos / Titin round the world

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest1Share on LinkedIn0Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

23 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Elena dice:

    Me ha gustado mucho porque al principio piensas que estás hablando con otra persona pero luego te das cuenta de que estás hablando contigo misma… qué difícil es siempre tomar decisiones!

    • Sonia dice:

      Me alegra que te haya gustado Elena. Y ya te digo si es difícil… o tal vez no lo sea tanto pero nos lo ponemos difícil nosotros mismos, tanto darle vueltas al coco. :-)

      Un abrazo!
      Sonia.

  2. Juan Manuel dice:

    “Cerrar puertas para poder abrir ventanas” me guardo estas palabras!!! :)

  3. Maru dice:

    Lo lindo del futuro es que es indefinido y que se puede ir definiendo mientras andamos!
    Me gustó mucho tu veo veo! =)

  4. Angie dice:

    ¡Hola Sonia! Yo me quedo con que estás hablando con vos misma, lo hago todo el tiempo y creo que es la mirada que más nos penetra, la de nosotros cuando nos cuestionamos. Cuando tenemos sentimientos encontrado y cuando hay que decidir ¡Puuuuf, qué momentos! Lo bueno es que te echaste a andar. De a poco las cosas se van acomodando.

  5. Muy bonita la entrada. En ocasiones viene bien hablar con uno mismo y plantearse ciertas cosas, especialmente de las que se han hecho y las circunstancias que pueden venir de ellas, yo especialmente lo hago cuando voy conduciendo solo, ya que la radio normalmente molesta más que entretener :D

    Saludos!

    • Sonia dice:

      Hay momentos que llevan indudablemente a la reflexión, y sobretodo como dices hay que intentar aprender de todas las situaciones que vivimos y de nuestras decisiones. Yo ahora conduzco más bien poco pero recuerdo que antes también solía hacerlo. A falta de té, un volante también viene bien para reflexionar. :-)

      Un saludo,
      Sonia.

  6. Nerea dice:

    Maravilloso!! ¿Qué hacer, qué decidir? Típicas incógnitas internas para las que, aunque él no se vea más clara la respuesta, un té nunca viene mal. Relax, sigue a tu corazón, es lo mejor. Siempre lo es. De futura periodista a periodista :) Besooos!

  7. Ana O dice:

    Tengo dos interpretaciones. Una, que estás tomando el té con alguien que significa mucho para vos (madre, abuela). Otra, que estás sola y es una conversación interna. Mmmm…. cuál será?

    • Sonia dice:

      Hola Ana,

      Muchasg racias por el comentario! La verdad que hablo mucho conmigo misma, es una conversación interna aunque durante unos días no hallaba respuestas, me preguntaba una y otra vez qué hacer con mi futuro, por donde seguir andando y me costaba mucho. Pasa a veces, ¿verdad?

  8. Marta A. dice:

    Una buena taza de té siempre reconforta y ayuda a tomar decisiones. No le temas, simplemente vive que para eso estamos aquí.
    Si has tomado la decisión correcta o no, ya lo decidirá el tiempo. Mientras, disfruta de lo que crees que ahora es lo mejor. El resto… ya vendrá.
    Un abrazo guapa! Y espero que podamos compartir pronto una taza de té!!

    • Sonia dice:

      Hola Marta!

      Gracias por tu comentario. Si, a veces se me olvida que la vida es más simple de lo que parece y que no hay buenas o malas decisiones, simplemente decisiones. Y si elegimos lo que pensamos nos hará feliz entonces está todo bien. Puede que gracias a esa decisión esté un poco más cerca de esa taza de té que compartiremos en un futuro (yo también espero que próximo)!!!

      Un abrazo fuerte!
      Sonia.

  9. Magali dice:

    ¡ohhhh!¡Ahhhh! precioso precioso precioso :) :) ujuuu! el primer veo veo leído y es precioso! ahora me siento mal de haber escrito una lista de tonterías de la mano de mi taza de té :P

    • Sonia dice:

      Hola Magali,

      Seguro que no has escrito un listado de tonterías y seguro que me encantará tu veo veo. voy a ponerme a ahora a leer como loca… :-)

      Un beso y gracias por el comentario!!!
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top