Veo veo: una sonrisa, muchas sonrisas

La sonrisa. Cada vez que una persona sonríe mueve más de 17 músculos, y esto sólo en la cara. Si la sonrisa se convierte en risa profunda, contagiosa, catártica, ¿cuantos músculos se agitarán? Cuando supe que este mes en el veo veo hablaríamos de sonrisas pensé en buscarlas a mi alrededor. Veo veo ¿qué ves?…, solíamos jugar a este juego camino de la playa cada verano. Es inevitable no enlazar esos recuerdos con una sonrisa, pero no, no quiero hablar de recuerdos sino del presente.

Así que empecé mi tarea y salí a buscar sonrisas por la calle, en la oficina, en el día a día. Las busqué pero no las encontré. Parecía que las sonrisas se habían evaporado, sin dejar rastro. Los rostros se me antojaban sin expresión, grises, neutros. Pensé que la solución sería buscar mi sonrisa en el espejo, pero a mi reflejo tampoco quiso devolvérmela. Las comisuras de mis labios no querían arquearse. Los músculos parecían haberse abarrotado, me diagnostiqué parálisis de la sonrisa.

Sonríe serás más feliz

 

¿Qué estaba pasando? ¿Acaso se trataba de una conspiración global contra la sonrisa? Busqué sonrisas en los recuerdos, dejando revueltos todos los cajones de mi memoria. Encontré las sonrisas compartidas con amigos, la sonrisa de extraños en viajes que nunca se olvidan, la sonrisa (más bien la risa) de mi madre. Mi preferida. Pero todas esas sonrisas, todos esos recuerdos iban acompañados de cierta melancolía. Lo que yo necesitaba era ver sonrisas aquí y ahora.

¿Como lo haría? Seguro que en Holanda la gente sonríe, estoy segura de ello, pero ¿Por qué ahora que busco no encuentro? ¿Será que tengo que prestar más atención? Muy a mi pesar, el ajetreo cotidiano me dejaba siempre exhausta y sin haber entrevisto más que alguna sonrisa tímida. Nada. Hasta que un día ocurrió. Llegó de golpe, fue como una tormenta de verano.

Después de lo que parecía una eternidad entre nubes y cielos grises amaneció el sol. Y con él llegaron las bermudas, las sandalias, los vestidos, el fin de semana…. Y todos, uno a uno, desempolvamos y sacamos del fondo del armario las sonrisas. Igual que un arco iris después de la lluvia, brotaron sonrisas por todas partes. Sonreíamos porque el sol nos sonreía, por que al fin se sentía el verano.

Hoy el cielo sigue azul y nuestro astro preferido (por lo menos, el de los expatriados que vivimos en el norte de Europa) sigue sonriéndonos. Y yo no me puedo quitar la sonrisa de la cara. Huele a verano y mi mente imagina viajes a países cercanos y lejanos, documentando sonrisas por allí donde va. Soy, en mi imaginación, una viajera trotamundos que captura sonrisas, y no puede ser más feliz. Tal vez debería a actualizar mi perfil en Linkedin.

Pensando en mis futuros viajes a países sonrientes andaba navegando por la Web cuando encontré la interesante página de Happy Planet Index (recomiendo echarle un vistazo). Siguiendo su índice de felicidad parece que mi viaje de sonrisas debería empezar por Costa Rica, seguir por Panamá, Argentina, Chile…

Mapa de países felices de Happy World Index

Mapa de países felices de Happy World Index

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

* ¿Quieres leer más? Aquí tienes otros #veoveo: Me fui a la gomaCruzar la puertaPor las rutas del mundoCaminomundosAldana Chiodi, Un mundo pequeñoHey hey worldHuellas en míMi vida en una mochila, La mochila de mamá, La otra ciudad, Los viajes de Nena, Caminando por el globo, Mochilas en viajeTintin round the world, Facundo en el mundo, LillakeMartín AndradaNotas desde algún lugarLa otra ciudadNatillas dulcesLa de ojos abiertos,Los viajes de Danila Sky, Viajando con un casio azul

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+3Pin on Pinterest1Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

28 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. A nosotros nos pasó lo mismo, en Buenos Aires no encontramos una sola sonrisa que nos inspire… por suerte, tenemos las sonrisas de nuestras madres!!! :)
    Apoyamos la idea de hacer un Happy Planet Index personal!!!

    • Sonia dice:

      Qué ganas de salir ya de viaje para buscar sonrisas… Argentina es uno de los que lugares donde tengo que ir, esto está asegurado!!! :D

      Gracias por comentar!
      Un saludo,
      Sonia.

  2. Juan Manuel dice:

    Hola, encantado de conocerte y más encantado aun porque llegué a vos por el Veo Veo!
    Pensaba en decir otra cosa pero el índice de sonrisas de Argentina y los comentarios de Aldana me hicieron cambiar.
    No tengo idea cabal de cómo es en Capital, aunque cuando voy noto esa apatía y como decís vos “parálisis de sonrisa”. Tal vez el problema está allí y no en argentina en sí.
    Todo los días me encuantro con mis estudiantes, ambos somos del interior, y aquí si sonreimos y eso que a veces motivos para putear nos sobran.
    Como sea y en dónde sea, sí, SONRIAMOS!!!

    • Sonia dice:

      Muchas gracias por el comentario Juan Manuel. Hay que sonreir y mucho. Me alegra que me confirmes que a pesar que en la Capital no se sonría (o eso dicen por aquí) tanto, Argentina es un país sonriente. Ya tengo ganas de viajar por allí algún día… a ver. :)

      Hoy es un poco tarde pero de mañana no pasa que me lea tu veo veo. Una gran iniciativa, me encanta. \
      Un saludo,
      Sonia.

    • Juan, nosotros que recorrimos casi todo la Patagonia y parte de Cuyo podemos decir que el problema es Buenos Aires, porque en los 9 meses de viaje siempre encontramos muchas sonrisas :)

  3. Elena dice:

    Londres también se ha llenado de sonrisas esta última semana, sobre todo de la mía, jeje… espero que el sol nos siga sonriendo!
    Aunque suene a tópico, donde más sonrisas he encontrado ha sido también en Asia. Creo que voy a fijarme en el mapa para mis próximos destinos porque me he dado cuenta de que estoy un poco falta de ellas :(
    Un abrazo

    • Sonia dice:

      Siii, yo también quiero sonrisas! Parece que en Europa andamos un poco cortos de sonrisas… la verdad que yo me la he puesto y me la voy a dejar (por lo menos) lo que queda de verano… jeje. También tengo ganas de viajar a países sonrientes y Asia se ma antoja como un destino perfecto para la ocasión.

      Un abrazo,
      Sonia.

  4. Aldana dice:

    Hola!!
    Muy lindo!!!
    Lo único que no coincido es que Argentina esté en ese mapa como país con muchas sonrisas…. como dice Seba, no deben haber contado a Buenos Aires en esa estadística… yo estoy haciendo mi propia estadística al respecto: cada vez que me tomo un colectivo, el metro o el tren veo y escucho entre cuatro y cinco peleas y puteadas. Algunas terminan mal… si uno vive la ciudad se da cuenta que lo que más le falta a Buenos Aires son sonrisas!!! Que la gente en la su casa o en bar, con sus amigos, se ría mucho y se divierta, no quiere decir que ande por la vida desparramando sonrisas! Muy lejos estamos, lamentablemente, de eso!!! En Holanda vi más sonrisas que en muchos otros lugares! jajaj sobre todo en verano!!!! Beso grande!! Y que vivan las sonrisas!!!

    • Sonia dice:

      Hola Aldana,

      Gracias por comentar! Pues a lo mejor se dejaron Buenos Aires cuando estaban recontando las sonrisas en Argentina… En las ciudades grandes a veces parece que la gente se olvide de sonreir, mucha presión y mucho estrés… yo me iría a vivir a una isla pequeñita pequeñita, seguro que allí abundarían las sonrisas! jejeje.

      Yo creo qu een verano, si hace sol, no hay quien les quite la sonrisa de la cara a estos holandeses… pero tampoco a los expatriados que vivimos por aquí… :)) Que vivan las sonrisas!!!!

      Un abrazo fuerte!!!
      Sonia.

  5. Creo que lo principal es ir cada uno de nosotros con una sonrisa y así contagiar a todos los que nos encontremos a nuestro paso, la rutina genera pesadez y tristeza, pero hay que saber aprovechar los pequeños placeres de la vida y sonreír bien fuerte :)

    Me parece interesante ese mapa de países sonrientes, hasta la fecha en Asia es donde más he visto sonreír a la gente, mucho de ellos en países pobres, pero que simplemente con devolverles una sonrisa, ya se les ilumina la cara.

    Por lo tanto a sonreír se ha dicho :D :D :D :D :D

    • Sonia dice:

      Totalmente de acuerdo, hay que sonreir fuerte y no olvidarse nignún día (debería ser la nueva rutina: sonreir). La verdad que a mi también me parece que en Asia se sonríe mucho… Deberíamos aprender todos a sonreir bien y a menudo. :)

      Un saludo, :D
      Sonia.

  6. Yo digo que más que hacerle caso al Happy Index… hay que salir a recorrer el mundo y hacer un Personal Happy Index… aprovechemos que nos gusta viajar y vayamos nosotros a verlo!!

    • Sonia dice:

      Eso eso, salgamos a hacer un Happy Index personal!!! Creo que sería una excusa perfecta para viajar, tal vez debamos contactar a la organización a ver si nos subvencionan los viajes a modo de reporteras de sonrisas! ;-)

      Un saludo,
      Sonia

  7. Laura dice:

    Excelentes destinos los de Centro América no lo dudes, tuve el privilegio de expatriarme durante un año y poco mas a Panama y otro año en Argentina… y como en aquellas zonas del mundo son muy felices, sin duda alguna !!
    Muy buen post, un saludo !

    • Sonia dice:

      Siii, me encantaría Laura pasar también allí un añito… y sobretodo viajar mucho por allí, conocer gente nueva, descubrir nuevas sonrisas… en fin, ¿qué te voy a contar? :)

      Un saludo y gracias por comentar!
      Sonia.

  8. muy bueno lo de “parálisis de la sonrisa”… La historia se parece a los libros de Saramago… “Ensayo sobre la parálisis de la risa” jajajaj

    • Sonia dice:

      jejeje, me alegro que te haya gustado… la verdad que otro invierno como el que hemos tenido en Holanda y me planteo hacer ese “Ensayo” jajaja. No se si era parálisis o como decía Marta Aguilera, que se nos habían congelado!!! jejejeje

      Un saludo,
      Sonia.

  9. Seba dice:

    Sonreírle al sol porque el sol nos sonríe. Me gustó mucho.
    Y definitivamente deberías actualizar el perfil de Linkedin, será un éxito asegurado.
    (Aunque los del Happy Planet no deben haber estado en Buenos Aires como para incluir a Argentina en su lista, ja, ja.)
    Saludos desde BA

    Seba

    • Sonia dice:

      Jejeje, me alegro que te gustara el artículo… me estoy planteando seriamente lo del giro profesional, no estaría nada mal… :)) Oh, estoy segura que Buenos Aires es un lugar donde la gente sonríe mucho, o parece que más que los Europeos… a ver como mejoramos eso. :)

      Un saludo desde la cálida (por unos días) Holanda!
      Sonia.

    • Nair dice:

      Ay pero si somos gente re buena onda en Buenos Aires (no todos pero sí, algunos somos happy people!).
      Igual es cierto que, mires por donde mires, la gente se amarga por cosas tontas y hay mucha cara de desgracia y malhumor que mejor ni saber qué les pasó…
      Besos!

      • Sonia dice:

        Hola Nair,

        Gracias por comentar. La verdad que ya tengo ganas de ir a Buenos Aires y Argentina para ver esas sonrisas… y ¿para qué engañarme? muchos otros destinos de ese continente… ¡lo que me falta por viajar! :)

        Un saludo,
        Sonia.

  10. Magali dice:

    Soniaa! A mi me pasó lo mismo! Busqué y busqué y me di cuenta de que me río poco ahora… qué extraño, el veo veo nos hace tener consciencia sobre cosas que generalmente no tenemos… es un juego que nos hace ir más allá cada vez…

    Me encantó tu día!

    • Sonia dice:

      Totalmente de acuerdo Magali, el veo veo nos lleva a analizar muchas cosas, me gusta mucho!!! Es mi primer desafío creativo y me alegra mucho formar parte del grupo! :))

  11. Marta A. dice:

    Buenísimo Sonia!!
    Le he echado un ojo al Happy Planet Index y veo que andamos muy mal de sonrisas por el viejo continente… ¡¡Hay que hacer algo!!
    Es normal que después de un duro invierno tengamos las sonrisas congeladas, ¡hay que darle tiempo al deshielo!
    Un abrazo y a cargar bien las pilas de las sonrisas para que duren todo el próximo invierno.

    • Sonia dice:

      Gracias por el comentario Marta!! Tienes razón yo creo que teníamos todos la sonrisa congelada por estas latitudes… menos mal que con el cambio que ha pegado esta semana ya no se me quita la sonrisa de la cara! :))

      Un abrazo fuerte!!
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top