Veo veo: montañas recortadas

¿Como escribir sobre montañas cuando vivo en el país mas llano del mundo? En Holanda no hay montañas, por haber no hay ni colinas. Es un país sin relieve, plano. Tanto es así, que en neerlandés la palabra designada para paisaje es literalmente “tierra llana” (platteland). Muchos dicen que es un paisaje aburrido. Para mí es casi entrañable. No hay otro país igual.  Y tiene sus ventajas, no te creas, lo de ir en bici siempre llano… ¡no tiene precio!

Debo reconocer que por extraño que parezca, con el tiempo, la mirada se acostumbra a ver solamente paisajes llanos. Los campos de cultivo y pasto que se extienden a ambos lados de esas autopistas rectas, los túneles que no atraviesan montañas sino ríos o lagos… En primavera, los campos de tulipanes, que parecen alfombras de  vivos colores, tampoco tienen relieve. Si hubiera montañas Holanda no sería Holanda, no girarían con igual fuerza los molinos de viento, no existirían las bicis sin frenos.

muntanya

Pero en el fondo la montaña (igual que el mar) se extraña. Y, algunas veces, no lo sabes hasta que la has dejado atrás. Varios años viviendo en Holanda y cuando llegas a un lugar con relieve agreste, donde las montañas se amontonan y se agolpan como siluetas abrazadas, sientes que algo despierta en ti.  Sí, la magia de la montaña te ha atrapado. Primero la mirada, sigues su perfil insinuante como si fuera la primera vez que cruza tu mirada. Luego, el oído. Sentes que te llama, con sus arroyos corriendo cuesta abajo, pequeños saltos de agua, la nieve que deshiela gota a gota, las piedras del camino. La montaña es seductora, amante, traidora. Es una vida y muchas en ella misma. Y pienso que debería subir pronto a una montaña. No importa como ni donde. Tal vez el Pirineo, tal vez los Alpes, quien sabe si un día será la sierra de Himalaya en el Nepal. Cada montaña te cuenta su propia historia y yo quiero desvelar cada una de ellas. Pronto.

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

Puedes leer también otros #veoveos aquí:

¿Querés leer más?

Cruzar la puerta Charlas y Caminatas | Titin round the world | Magia en el Camino | Un Mundo Pequeño | The Indie Trendy | Apuntes, Ideas, Imágenes | Planeta Tour |Caminomundos | Tentación Creativa | Aprendiendo a ser |Babelia Heterogénea | The Irish Luck | Dale Viajá |

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

20 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Si, las montañas tienen magia :)

    Ah! y te entiendo lo de andar en bici, despues de haber vivido en Bs As, vivir en Montevideo donde casi no hay lugares llanos, hicieron que la bici quede guardada en el galpón jajaa

    beso

  2. Marta A. dice:

    Ay, me perdí este Veo Veo montañoso con lo que me gustan las montañas!!
    A veces me gustaría que Madrid fuera más llanito para poder ir con la bici sin llegar sudada a mi destino, jejejeje. Pero bueno, cada relieve tiene su encanto y hay que valorar lo que tenemos en cada momento.
    ¡Escápate a los Alpes!

  3. Sebastian dice:

    Hola Sonia!

    Cada paisaje tiene su encanto, los campos sembrados de tulipanes suenan más que tentadores, una mar con una playa kilométrica también, pero yo creo que la montaña le agrega a su propia belleza el tema del cambio de punto de vista. Cuando estás arriba de una montaña el mundo se ve diferente, es nuestra oportunidad como bichos terrestres de espiar como ven los pájaros.
    Saludos

  4. Nair dice:

    Hola Sonia! La montaña es traicionera, sí señora! Por eso yo le tengo respeto ;)
    Gracias a tu Veo Veo de este mes he aprendido que Holanda es pura planicie, de verdad no lo sabía!
    Saludos!

  5. Maru dice:

    Que nostalgia me diste con esos ruidos de montaña. Los del agua y la nieve goteando me hicieron acordar a Into the Wild!

  6. Magalí dice:

    ¡Las montañas se extrañan, y mucho! Estoy super super de acuerdo con eso :)

    ¡Gracias por jugar una vez más!

  7. Ana O dice:

    Es incleible como una se acostumbra al paisaje que ve todos los dias y cuando cambia, la sorpresa es enorme.
    Confieso que el terreno llano es ideal para andar en bici. Yo sufro con la mas pequenia ondulacion jaja!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top