Una carta a Tenerife

Hoy escribo sobre Tenerife. Pero no es un artículo al uso, ni una lista de los mejores lugares que ver en esta isla del archipiélago canario, no es una disección y análisis post-vacacional. Hace diez años que no piso Tenerife. Y entonces, ¿por qué  de todos los días hoy publicar este artículo? Ten paciencia. Si todavía no lo sabes, pronto te lo contaré.

Sólo diré de Tenerife que se me antojó una isla húmeda, lluviosa y bastante gris, más propia de tierras del norte que conocería más adelante (aunque tal vez deba darle otra oportunidad). Fue una semana de febrero y carnaval, pasada por agua y muchas risas, era el final de una etapa y, aunque yo todavía no lo sabía, el principio de otra.

Los Gigantes, Tenerife

Los Gigantes, Tenerife

Para refrescarte la memoria te cuento que conocí Tenerife por casualidad, mi clase la propuso para el viaje de fin de carrera. Era una oportunidad para descansar después de los exámenes de febrero, disfrutar del buen clima y estar todos juntos casi por última vez. Ya se sabe, luego la vida te lleva por caminos diferentes y es insensato creer que todo seguirá igual.

De mi viaje a Tenerife me llevé algunas visitas poco aprovechadas, alguna que otra foto desenfocada, una excursión en autocar al Teide, un paseo por la playa de los Cristianos…  Las playas de arena volcánica y los platos de gastronomía local se nos antojaron casi perfectos y la desdichada lluvia no consiguió hacernos cambiar el humor. Éramos jóvenes, teníamos tiempo para todo. Ahora, con diez años más en las espaldas me pregunto, ¿cuando volveré a besarte en Tenerife?

Nublado en Tenerife

Estaba nublado en Tenerife

Fue en uno de esos encuentros fortuitos que traen los viajes cuando el destino me puso la zancadilla para que me tropezara contigo.  Me pereciste… ¿apuesto? ¿simpático? ¿ligón?… ¿Quién sabe qué fue lo primero? Algunos detalles se olvidan, otros no. ¿Recuerdas cual fe tu primera impresión? No cabe duda que yo dejé que tus palabras y tus besos me endulzaran el viaje

Intercambiamos números, te fuiste con ropa mía en tu maleta y me dejaste con una promesa para la la vuelta de un viaje que cambiaría mi vida. Lo sabes, ¿verdad? Nunca te creí. No había tiempo para reencuentros. Sentía que la única certeza de los amores de verano (aunque el nuestro fuera en la eterna primavera canaria) es que se borran como las huellas que dejamos a orillas del mar.

De vuelta a Barcelona, la normalidad volvería a ganar la batalla. Esa normalidad rara del último curso, cuando sabes que la época que han apodado “la mejor de tu vida” está llegando a su fin, y el tiempo se precipita por tus dedos como un reloj de arena… Y luego sonó el teléfono, escuché tu voz.

Nosotros cuando éramos más jóvenes

Nosotros cuando éramos más jóvenes

Esto es para ti, mi forma de decirte gracias por seguir acompañándome en todos los viajes que nos brinda la vida, por ser mi mástil en días de tormenta, mi amigo cuando más te necesito, un payaso, mi perdición (y alguna que otra vez mi lector). Tanto si me lees como si no (a ver si un día me dejas un comentario, ¡carajo! ;), sabes que te quiero y que brindo a nuestra salud para que vivamos juntos muchos amaneceres más.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

6 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Marta A. dice:

    Jo, qué bonita carta Sonia!! ¿Tendrá esto algo que ver con la sorpresa que anunciaste hoy en tu blog? ;-)
    Brindo por esos 10 años juntos y por muchos más!!
    Un abrazo!

    • Sonia dice:

      Aaaaah, he despertado tu curiosidad!!! :-) Voy a dejar el artículo programado ya… así que a primera hora de la mañana estar’a en el aire! jeje. Un artículo también muy profundo y personal, ya verás! :))

      Y muchas gracias por el comentario Marta!!!
      Un abrazo,
      Sonia.

  2. Priscila Villarraso dice:

    Ohhhh muchas felicidades! !! Que historia tan bonita la vuestra!! Unbeso

  3. Enrique dice:

    Me ha gustado mucho tu post. Yo soy un expatriado que ayer hizo un mes que llego a esta gran ciudad. Comunicador audiovisual en busca de…. , bueno ahora en vez de buscar estoy disfrutando de cada segundo. Estoy empezando en esos caminos diferentes postuniversitarios.

    Dos años atrás estuve en el archipiélago canario, Tenerife, una semana y unos Carnavales que díficilmente podré olvidar. Por sus tierras, por su gran sol, por su salsa y buen ambiente pero, sobretodo por su gente. Tengo un buen sabor de los canarios.

    En fin, a ver si te cotilleo más la web.
    Un abraç ben fort dun castellonenc!

    • Sonia dice:

      Hola Enrique,

      Me alegra que te haya gustado el artículo. Eso hay que hacer, disfrutar mucho! Y cotillea tanto como quieras mi blog, para eso está! jeje :-)

      Una abraçada!
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top