Un día en Amberes, Bélgica

Si quieres conocer la ciudad de Amberes, entonces no te quedes tan solo un día… yo la visité este verano en una visita relámpago desde Ámsterdam (una hora y cuarenta minutos en coche) y me he quedado con ganas de más…

Amberes es una importante ciudad universitaria y también centro económico y comercial de Flandes, la zona norte de Bélgica,  donde se habla neerlandés. Antwerpen, como se llama en holnuna ciudad cosmopolita y con una larga historia. Merece la pena visitarla para ver su centro histórico, disfrutar de la gastronomía belga y su gran variedad de cervezas, o pasar un día de compras.

Ayuntamiento de Amberes

Cometí el error de pedirme una cerveza “Palm”, pues era una que sabía que era belga y resultó que esta es originaria de Bruselas y pedirla es una equivocación, pues ellos tienen una variedad local que disputa en sabor a la famosa cerveza Palm. Así pues me tomé una Koninck (de la que se puede visitar la fábrica en Amberes) y aprovechando la simpatía del camarero le pregunté que me explicara qué significaba la mano dibujada en la botella, que ya había visto en forma de chocolate…

Chocolate belga, el mejor del mundo

La leyenda cuenta que en Amberes habitaba un gigante en el río y que cada vez que un barco quería entrar en la ciudad debía pagarle un impuesto. Si no se le pagaba el impuesto el gigante cortaba la mano al capitán y la arrojaba al río. Un día, un soldado romano llamado Brabo, desafió al gigante y le cortó la mano a él, tirándola al río. El nombre de la ciudad y la mano en mi cerveza provienen de esa leyenda, Antwerpen (lanzar la mano).

Río Escalda en Amberes

En Amberes hay mucho por descubrir. En el centro histórico de la ciudad uno se enamora de las plazas, desde la famosa Grote Mark, con la estatua de Bravo, el edificio del ayuntamiento y las casas gremiales, hasta la Groenplaats, con una preciosa vista de la Catedral de Nuestra Señora de Amberes.

La Catedral de Amberes cuenta con una colección de pinturas digna de admirar si te interesa el arte, pues cuenta con obras de uno de los pintores más famosos que han vivido en esta ciudad, Pedro Pablo Rubens. Del mismo pintor también se puede visitar la casa, ahora convertida en museo.

Casas gremiales en la Grote Markt, Amberes

Otros museos que puedes visitar en Amberes son el Museo de Bellas Artes, el Museo de Diamantes (para ver como se cortan los diamantes), el Museo de la Moda (MoMu) o el Museo de la Aviación. Pero una visita en Amberes no sería completa sin sentarse en uno de sus bares a disfrutar de una de los cientos de variedades de cerveza belga.

Yo tuve un día para descubrir un poco el encanto de esta ciudad y no dudo en buscar un fin de semana para escaparme a conocer Amberes un poco mejor.


Relatos de otros viajeros  #postamigo

En el mundo perdido Amberes, mezcla de historia e historias

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

4 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

Sitios web que enlazan a este artículo

  1. Amberes, mezcla de historia e historias | En el mundo perdido | 31 Agosto, 2012
  1. joan dice:

    para un buen aficionado a la cerveza sin duda bélgica es un paraíso, a mi después de repartir unas pocas aún me quedan un par que reservo para una ocasión especial, igual para ver algún partido del barça jeje, creo que la próxima visita tendré que venir en coche, él problema del avión es que no es fácil llevarse un buen stock. saludos

  2. Arol dice:

    Bélgica tiene un montón de cervezas y la mayoría muy sabrosas. Yo prefiero las frutales, aunque tendré que ir a Amberes ya que sólo fui a Bruselas y Brujas ;)

    • Sonia dice:

      Hola Arol,

      En Amberes hay un bar donde presumen de tener una carta con más de 150 variedades de cerveza… ¡como para decidirse! :) Nosotros como ibamos en coche nos volvimos con el coche cargado… jejejeje

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top