Tudela y el arte de comer bien

En una escapada a La Rioja desde Barcelona decidimos, a la vuelta, dedicarle unas horas a la cuidad de Tudela. Resultaron ser unas horas muy bien invertidas. Con unos 35.000 habitantes en su totalidad, Tudela es la segunda ciudad de Navarra y tiene un centro histórico compacto pero muy bien conservado.

Desde la pintoresca plaza de los Fueros, con su quiosco central y sus numerosas terrazas se puede empezar un recorrido por Tudela a pie que te lleve hasta la catedral de Santa Maria de Tudela, considerada monumento histórico nacional. Al lado de la catedral se alza el ayuntamiento de Tudela, del siglo XVI, así como la casa Decanal, que ahora acoge el Museo de Tudela.

Plaza de los fueros en Tudela

Plaza de los fueros en Tudela

Las calles que se entretejen entre la Plaza de los Fueros y la catedral conforman la antigua judería, un laberinto de calles estrechas y de piedra. En ellas se puede mascar la historia y la vida de Tudela. Con tiendas colmado que parecen sacadas de un libro de historia, mercerías y librerías que se antojan centenarias, con su mercado de abastos y plazuelas que se abren a tu paso como bocanadas de aire fresco. Son calles que invitan a ser andadas.

Plaza de los Fueros de Tudela

Una parada y descanso en la plaza de los Fueros es casi un obligación en Tudela. Aquí late el corazón de la ciudad, es un punto de encuentro entre tudelanos y turistas. Construida en el siglo XVII como Plaza de Toros, todavía conserva una bonita decoración que recuerda su pasado, con escenas de toros y escudos heráldicos. Esta plaza está presidida por la Casa del Reloj y un quiosco central, que desprende música y alegría con la llegada del verano. Además, en esta plaza se celebran los acontecimientos más importantes de la ciudad, los actos de Semana Santa así como las fiestas populares o el baile de “la revoltosa”.

Antes de retomar el camino decidimos almorzar en el hostal Remigio, situado en la  Calle Gaztambide Carrera, 4, al lado de la Plaza de los Fueros. Este restaurante es el cuarto en valoraciones según los usuarios de Trip Advisor en Tudela y créeme, merece la pena. En Remigio se cocina un menú de proximidad, con verduras de la huerta tudelana, muy cuidado. Nos dimos un homenaje gastronómico por unos 35 euros por cabeza.

Milhojas de foie con queso de cabra

Milhojas de foie con queso de cabra

Timbal de rabo de toro

Timbal de rabo de toro

Ensalada de cardo rizado, milhojas de foie con queso de cabra, timbal de rabo de toro… nuestra experiencia fue buenísima y a decir por el número de mesas reservadas, definitivamente no somos los únicos en compartir buena opinión de este restaurante.

También en Tudela…

Tudela cuenta con un par de fiestas populares declaradas de interés histórico nacional, una de ellas es El Volatín, la otra, la Bajada del Ángel, ambas se celebran en Semana Santa. Además, si tienes algo más de tiempo para disfrutar de la zona, merece la pena hacer un recorrido en plena naturaleza por el parque conocido como Bardenas Reales, una zona semidesértica que te trasladará a otro mundo o también puedes recorrer la Vía Verde del Tarazonica.

Catedral en Tudela

Catedral en Tudela

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top