Tour del Miedo en Edimburgo

Después de que muchos viajeros me recomendaran hacer un Tour del Miedo, o tour de los fantasmas, durante mi estancia en Edimburgo no podía volverme a casa con las manos vacías, sin haber vivido esa experiencia. Así que nada, me sacudí los temores y decidí que había llegado una oportunidad que no podía dejar escapar, conocer el lado oscuro de Edimburgo…

Caminando entre fantasmas

Empezaba a anochecer cuando nos encontramos con María, de Edina Tours, quien tenía que ser nuestra guía privada para el Tour del Miedo que ofrecen en Edimburgo. Sí, por si no había poco, ahora me tocaría hacer un tour del miedo en privado…  Y yo, inocente de mi, que había pensado que ir en un grupo de gente ahuyentaría mis temores. Pues parece que no…

Edimburgo es una ciudad con una larga historia y como ya se sabe, en toda historia hay una parte oscura… pero poco sabíamos antes de empezar el tour que en Edimburgo el estudio de la actividad paranormal está tan arraigado que incluso la Universidad de Edimburgo le dedica un departamento a su estudio, la Unidad de Parapsicología Koestler.

Cementerio de Calton Hill

Nuestra primera parada en el recorrido fue el cementerio de Calton Hill, donde están enterrados algunos personajes famosos de Escocia como David Hume y donde pudimos ver algunas lápidas, cuanto menos, curiosas… Rostros que parecen haber sido grabados en la piedra, aunque solo sean manchas de humedad y el paso del tiempo en la piedra ¿o será algo más?

Nuestro recorrido debía llevarnos a ver otro famoso cementerio que ya habíamos visitado de día, el cementerio de Greyfriars, considerado por algunos el lugar más tenebroso del mundo y del que se dice tener un nivel de actividad paranormal 3 (que es uno de los más altos y significa, que se pueden llegar a ver y sentir cosas, “cosas”que puedan dejar marcas visibles en tu cuerpo como moretones o cortes). Pero antes de llegar a tan aterrador escenario paseamos por la ciudad vieja de Edimburgo, donde nuestra guía nos fue desgranando historias más truculentas de la ciudad de Edimburgo.

Historias para no dormir

Puentes que sirven a algunos para dar el último salto, el trágico final de William Wallace, y muchas historias que tuvieron que quedarse en el tintero aun después de casi dos horas de recorrido…

Una de las historias que, por su mangitud, merece ser contada es la de la quema de brujas… Con vistas al castillo de Edimburgo María nos contó como acababa la historia trágica de aquellas mujeres que eran acusadas de brujería. Poco había que pudiera salvarte en esos casos.

Si eras acusada de brujería, ser pelirroja, tener alguna marca o peca, o bien un a verruga eran suficiente motivo para que acabaras quemando en la hoguera… Si nada de esto ponía tu vida en peligro entonces había otros métodos para confirmar tu inocencia… o tus dotes de brujería.

Escaleras en Edimburgo, de noche

Una de las opciones preferidas en Edimburgo era la atar a la acusada en una silla de madera pesada y lanzarla a las aguas del Loch Nor. Si flotaba era bruja, entonces había que quemarla en la hoguera. Si no flotaba (lo que imaginamos pasaba siempre) se demostraba su inociencia. Lástima que para aquel entonces la mujer ya reposaba en el fondo del lago, ahogada en una agua mugrienta, donde acababan todos los desechos de la ciudad… no lo quiero ni imaginar.

Pero todavía hay más, en los “juicios” de brujería también cabía la posibilidad de demostrar tu inocencia de otra forma, si no podías volar. ¿Y como demostrarlo? Está claro, ¿no? Se ataba la mujer de pies y manos y se la lanzaba por un barranco. ¿Cuantas os imagináis que habrían salido volando? Pues eso.

Un cementerio con mucha actividad… paranormal

El punto álgido del tour es la llegada al famoso cementerio de Greyfriars que si de día nos lo mostraron para ver la famosa lápida del perrito Bobby, de noche tiene todo otro color. Se te pone la piel de gallina solo pensar en lo que ha acontecido (y a veces sigue manifestándose) en este cementerio. Se dice de Greyfriars que es uno de los lugares más terroríficos del mundo y es que su historia ciertamente lo és.

Aquí yacen enterrados torturador y torturados, todavía se puede ver la puerta (esa noche entreabierta) de una de las cárceles más sangrientas de la historia. No os voy a contar mucho más sobre la historia de Greyfriars, merece la pena escucharla de primera mano cuando hagáis el Tour del Miedo, con la noche cerrada y el en el cementerio de Greyfirars…

Calle de la Old Town de Edimburgo de noche

Solo comentar que este cementerio es uno de los lugares con más actividad paranormal de la ciudad, que cada año lo visitan muchos parapsicólogos y especialistas en lo oculto, además de numerosos grupos de turistas haciendo el recorrido de los fantasmas en Edimburgo.

Entrar en el cementerio de noche ya hace que se te ericen los pelos de la nuca… ver a un hombre en las sombras, aproximarse entre las tumbas, casi consigue que mi corazón de un vuelco… Por suerte, pasó de largo, sin mirarnos (buff, respiré tranquila) y se adentró en la cárcel de Covenanters. Era un actor dispuesto a asustar a otro grupo de visitantes. Y lo consiguió, a ellos, y de paso, a mi también.

Relatos de otros viajeros  #postamigo

Saltaconmigo – Edimburgo y sus fantasmas

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

6 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Tengo unos amigos viviendo allí desde hace un año y no dejan de hablarnos maravillas de esta ciudad, desde luego este tour tiene que ser muy interesante, me lo anoto para cuando vaya por allí :D

    Saludotes!!!!

    • Sonia dice:

      La verdad es que la ciudad es genial… a mi me sorprendió muy gratamente. Aprovecha si tienes amigos allí para visitarla, seguro que ellos te llevarán a los mejores lugares… y el tour merece mucho la pena también, para ver otra cara de Edimburgo! :)

  2. ESA que tu ya sabes dice:

    Uy! Sueña terrorífico, pero me encantaría ir! Anda, que Edimburgo a mi (súper larga) lista de lugares que quiero visitar

    • Sonia dice:

      La verdad es que el tour está súper bien y la ciudad de Edimburgo me encantó… merece mucho la pena visitarla. Yo al final, me quedé con ganas de ver el resto de Escocia… bueno lo he añadido a mi también larguísima lista de lugares para visitar… estamos igual, en fin… siempre nos quedará la jubilación (si existe eso en unos anos, claro) jejeje.

      Un abrazo,
      Sonia.

  3. SaltaConmigo dice:

    Tour privado y todo :-o
    Así no se puede evitar pasar miedo… y ¡pasarlo bien! Porque, al fin y al cabo, para qué se hacen estos tours más que para disfrutar asustado ;-)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top