Terror en el aeropuerto

¿Qué viajero no ha sentido que le recorría un sudor frío la espalda cuando tu la maleta no sale por la cinta transportadora? ¿Y cuando se retrasa el avión? O peor aún… ¡Hay cancelaciones!

Debo reconocer que he sido bastante afortunada en materia de vuelos y en raras ocasiones he tenido problemas. Incluso, recuerdo hacer un test que predijo que por el número de vuelos que había tomado, me habrían perdido el equipaje una media de tres veces y yo pensé… Que suertuda, ni una. Pero el día llegó… volví de mi viaje a Japón sin equipaje.

¿Qué pasa si te pierden la maleta?

Sales de esa lata de sardinas llamada avión (sí, asumo que viajas en economy como una servidora) y, con el cansancio del vuelo todavía pegado a los ojos, arrastras los pies hasta la cinta que tiene que escupir tu equipaje, con desgana. Esperas. Sigues esperando… y al fin. Ya empiezan a salir maletas. Salen más y más maletas pero la tuya… sigue en paradero desconocido. Y de repente, ¡zas! ya no salen más. Unas pocas maletas siguen dando vueltas, abandonadas a su suerte. Casi sientes pena por ellas. Pero lo peor de todo es… ¿dónde está tu maleta?

Maletas perdidas

Maletas perdidas

Te toca ir a reclamaciones de equipaje en el mismo aeropuerto. Allí, con los datos de tu vuelo y la etiqueta de equipaje que te dieron al facturar deberían poder decirte si tu maleta se ha quedado en el aeropuerto de origen o te espera en una isla desierta. A veces parece que un agujero negro se la haya tragado y no te pueden decir en qué parte del mundo está tu maleta (es verídico). Vamos, parece que ha salido viajera y esta vez se ha ido por su cuenta.

Para estas ocasiones desafortunadas, ten en cuenta que hay que reclamar el equipaje cuanto antes. De esta forma debería llegarte a tu hotel/casa al día siguiente de tu llegada. Como mucho, un par de días más tarde. En algunas compañías, como Delta Airlines, ofrecen una compensación económica para que puedas comprar ropa en el destino. Otras sin embargo, no ofrecen nada. :(

Me han retrasado el vuelo ¿qué hago?

A veces una de las peores pesadillas viajeras se vuelve realidad, te retrasan el vuelo. Y no hablo de un retraso de media hora o de una hora. Me refiero a retrasos de tres o más horas esperando a que salga tu vuelo. A que tus planes de llegar al destino por la mañana ya no te sirvan porque ahora te toca llegar por la tarde…  o el día siguiente. Además, ya has visto y revisto todas las tiendas del aeropuerto (y no puedo ni quiero ni imaginar cómo hacen quienes viajan con niños).

Avión en un aeropuerto

Avión en un aeropuerto

En muchos casos acabas comiendo, cenando o merendando en el aeropuerto. Gastando en alguna chorrada, haciendo tiempo y pensando en cómo avisar al hotel/albergue de que vas a llegar a una hora intempestiva. Aunque todos viajamos con tecnología a mano y encontrar un rincón con Wifi es trivial,  la espera es incómoda, innecesaria, y puede llegar a llevar al traste tus planes mejor montados para el viaje… En esos casos, y dependiendo del retraso, debes saber que puedes pedir una compensación económica.

En retrasos no justificados (lee más abajo el apartado de “Circunstancias excepcionales”) tienes derecho a reclamar una indemnización económica, además de la posibilidad de viajar en otro vuelo (puede ser de otra compañía) que te lleve al destino en la mayor brevedad posible. Las cuantías a recibir están también estipuladas, dependiendo de la distancia, son 250 euros para vuelos de hasta 1500 kilómetros, 400 euros para vuelos entre 1500 y 3500 km y hasta 600 euros para vuelos de más de 3.500 km. La compañía aérea también debería hacerse cargo de los costes de alojamiento si tu vuelo sale al día siguiente.

Vista desde el avión

Vista desde el avión

La mejor opción en un caso como este es mantener la calma y hablar con la compañía aérea para conocer tus derechos y ver cómo solucionar el problema cuanto antes. Algunas compañías, por experiencia, como KLM son bastante efectivos en este tema y ofrecen indemnizaciones de forma inmediata, con otras compañías la burocracia puede hacer que desestimes la posibilidad de reclamar lo que es tuyo, en este caso puedes optar por empresas especializadas que te ayudan a tramitar la reclamación como www.flightright.es

¡Horror! Mi vuelo ha sido cancelado

Si te cancelan un vuelo que ya tenías reservado el mismo día del vuelo, o poco antes (la ley dice que si te avisan con dos semanas de antelación no tienes derecho a reclamar), la compañía aérea debe ofrecerte la posibilidad de recolocarte en otro vuelo en horario similar y ofrecerte, además, una compensación económica, igual que en el caso de los retrasos de más de tres horas. Lo mismo ocurre cuando el vuelo tiene un exceso de reservas, por lo que no puedes embarcar. En ambos casos, aunque sigue siendo un gran incordio, todas las compañías aéreas deberían ofrecer una compensación económica, aunque seas asignado a otro vuelo que sale más tarde.

Circumstancias especiales

Ten en cuenta que si el motivo de la cancelación es una huelga o bien un evento climático extremo, la compañía aérea va a remitirse a “circumstancias especiales” para evitar pagar la indemnización. En el reglamento oficial puedes leer si estas circunstancias aplican a tu caso.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top