Senderismo en Peramola, Lleida

Si buscas un lugar poco transitado, alejado del ritmo frenético de la ciudad, Peramola puede ser tu destino ideal. Peramola es un municipio de apenas 400 habitantes, situado en el Alt Urgell, Lleida. Se encuentra a los pies de las primeras montañas del Prepirineo catalán, con las sierras de Sant Honorat, la de Aubenç y la de Turp. De hecho es la Mola de Sant Horonat, la gran mole de piedra que domina Peramola a quien debe el nombre el pueblo.

Vista de Peramola

Vista de Peramola

Desde Peramola puedes descubrir la naturaleza catalana, montañas y formaciones rocosas ideales para practicar escalada, visitar ermitas románicas y pequeños pueblos de gran encanto. Es un lugar todavía poco conocido con lo que evitarás las masas de turistas mientras desconectas de la rutina.

Desde Peramola puedes trazar varias rutas a pie, un par de bastante fáciles (también aptas para aquellos que viajen con niños) son las de las fuentes de Peramola y la de la Font Viva. Otras opciones un poco más complicadas son la visita a Castell-Llebre o la ruta a la Roca del Corb y Sant Honorat.

Iglesia en Peramola

Iglesia en Peramola

El pueblo es extremadamente pequeño pero conserva algunas calles y casas de aspecto medieval que merece la pena recorrer.

La ruta de las Fuentes de Peramola

De hecho la ruta de las fuentes, también conocida como “Camí de les Fonts” empieza en el mismo municipio de Peramola, en la calle de entrada al pueblo encontrarás los antiguos lavaderos municipales. Desde allí, un cartel y un camino muy bien señalizado te lleva a hacer un pequeño recorrido por el bosque para encontrar varias de las fuentes de Peramola. El recorrido es de 1,6 kilómetros, se puede hacer en una media hora larga, por caminos bien recuperados, lo que se puede hacer facilmente con niños (nosostros lo hicimos con una pequeña de dos años) pero sin cochecito.

Camí de les Fonts, Peramola

Camí de les Fonts, Peramola

En el recorrido encontrarás el Espacio Miquel Martí i Pol, la fuente del Cristo y la del Poble, la del Caner y la del Mig para finalmente llegar a la fuente y puente románico de la Vila antes de adentrarte de nuevo en Peramola. Además de las fuentes, hay bancos y zonas de descanso, además de un pequeño parque infantil.

Ruta de la Font Viva

Desde Peramola se puede hacer un recorrido circular de unos 6 kilómetros hasta el Clot de la Font Viva. Saliendo de Peramola se cruza el vecindario del Roser, Casa de Nerola y el Hotel Can Boix de Peramola. En los alrededores del hotel se toma un sendero estrecho que sube por el barranco de la Font Viva y llega hasta el manantial natural que da nombre a la fuente.

Aunque se puede hacer durante todo el año es recomendable hacer la excursión en primavera o en otoño. En los meses de verano (especialmente los veranos secos) nos encontraremos con una fuente sin agua, lo que sin duda desmerece la ruta y el nombre. En los meses propicios el espectáculo es increíble, el agua salta por entre las grietas de las rocas cubiertas por  musgo en un punto sombrío y salvaje que nos hará olvidar el tiempo.

Cómo llegar a Peramola

Siguiendo las indicaciones de la carretera C-14 (Oliana-Coll de Nargó) hay que desviarse hacia la  LV-5118 en dirección a Peramola.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top