Sanfermines, la fiesta de Pamplona

¿Habéis estado alguna vez en los Sanfermines? Yo sí pero hace ya unos años de aquella aventura. Desde que empecé este blog en 2008 intento siempre escribir artículos y guías sobre los lugares que visito o he visitado. ¿Por qué no lo hice sobre la popular fiesta de los Sanfermines y Pamplona? Sencilla respuesta, no tengo ninguna foto… pero no es de extrañar. Una servidora no se atrevía a ir por Pamplona durante las fiestas de los Sanfermines con cámara en mano.

Por aquel entonces, era el año 2006, yo no tenía un móvil con cámara de fotos, así que los recuerdos de aquel viaje se han quedado en mi memoria pero no en fotografía. Una lástima. Para ponernos un poco en el tema hay que decir que la fiesta de San Fermín, se celebra cada año los días que van del 6 al 14 de julio.

Los sanfermines son una fiesta de fama internacional y es tanto su renombre que la ciudad de Pamplona se colapsa durante una semana, no hay hoteles disponibles, los restaurantes están a rebosar de gente, hay quien duerme en parques o coches (como una servidora), etc.

WLB_1338

Foto de Flickr por Vierkante driehoek

La verdad es que no es de extrañar que la fama que tiene esta fiesta haya transcendido por todo el mundo, pues el ambiente que se respira es único. Ataviados todos con camiseta blanda, pañuelo y faja rojos … la verdad es que se te pone la piel de gallina.

Durante la semana de los sanfermines hay encierros a diario (entre el 7 y el 14 de julio). Los encierros, que se celebran de buena mañana, consisten en conducir a un grupo de toros y cabestros desde los corrales de Santo Domingo hasta la Plaza de Toros. El encierro es todo un arte que hay que aprender, desafortunadamente hoy en día muchos visitantes ebrios quieren correr también delante de los toros y así vemos todos los años heridos por cuerno de toro. Yo debo reconocer que no me metí en ningún encierro… es más, no llegue ni a verlos (vergüenza…)

El inicio de las fiestas lo marca el txupinazo, un cohete que se dispara a las doce del mediodía desde el balcón de la casa consistorial de Pamplona por una persona de importancia en la ciudad. Acto seguido se celebra el conocido “Riau-Riau” en el que miles de personas bailan por las calles el vals de Miguel Astiráin, compuesto a mediados del siglo XIX. Y aunque los encierros sean el acto más transcendental y conocido de estas fiestas también hay desfiles de gigantes y cabezudos, txarangas de música popular, etc.

Mi visita a Pamplona por las festividades de los Sanfermines fue corta pero intensa. Llegamos un grupo de amigos, con un coche tipo monovolumen de alquiler en el que pasaríamos las noches en la ciudad (al final fueron solo 2). No había mucho mas plan. Pero después de la primera noche de juerga, dormir en el coche, hacer cola varias horas para darnos una ducha en la piscina municipal, hacer amigos en la cola y aprovechar para jugar a cartas bajo un sol de justicia…, ya no podíamos más. No hubo manera de levantarse para ver los encierros… una pena, pero mi estado de “salud” no me lo permitía (ni a mí ni a ninguno de mis amigos).

Si vuelvo a los Sanfermines me prometo reservar (aunque sea con un año de antelación) una habitación de hotel para poder dormir decentemente unas horas aunque sea… es lo que tiene hacerse mayor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top