Ruta de medio día por el Solsonés

Siguiendo el hilo de la temática de los últimos artículos en el blog: escapada al corazón de Cataluña, Cardona y su mina de sal. Hoy propongo una ruta de mediodía desde esta localidad y por la comarca catalana del Solsonès.

Columpios en Su

Columpios en Su

Si empiezas la ruta a mediodía, como fue nuestro caso, te recomiendo comenzar visitando el pueblo de Su. El nombre minimalista de esta localidad se ajusta perfectamente al tamaño de la misma, apenas cuatro calles de piedra. A pesar de su tamaño, cuenta con un restaurante llamado El forn (el único en la zona) donde ofrecen menú de mediodía a buen precio y mejor sabor. Igualmente, merece la pena también dar una vuelta por el pueblo, remanso de paz y tranquilidad absoluta.

Iglesia de Su

Iglesia de Su

El Milagro en forma de santuario

Después de recargar baterías en Su, el siguiente destino en el mapa es el santuario de El Miracle. Este complejo de edificios religiosos incluye una iglesia, una capilla, un monasterio benedictino y otros lugares de acogida. Todos declarados bien cultural de interés nacional.

Santuario El Miracle

Santuario El Miracle

Vistas desde El Miracle

Vistas desde El Miracle

Fuimos un martes y estaba cerrado, así que nos quedamos sin ver su interior pero pasear por sus instalaciones ya fue todo un lujo. El entorno no podría se más tranquilo, casi bucólico, y la soledad que nos acompañó en todo momento hizo de la experiencia una de las más gratas de la ruta. Una oportunidad de detenerse a contemplar el paisaje sin interrupciones.

Solsona, una capital vacía

Después de visitar El Miracle, dedicado a la virgen del Milagro, puedes dirigirte a Solsona, la capital del Solsonès. Se trata de una ciudad con un cuidado centro histórico y una impresionante catedral, sede de obispado.

Solsona

Solsona

La ciudad me pareció bonita pero me sorprendió la falta de vida en las calles. Tal vez porque era día laborable, pero a las cinco de la tarde las tiendas y terrazas estaban casi desérticas. Apenas un par de tazas de café indicaban que por allí había algo de vida.

Después de un paseo y un café express en Solsona y con la sensación de que su capital me había dejado sin frío ni calor, decidimos seguir explorando un poco más el territorio.

Olius, modernismo para la otra vida

La última parada antes de volver de regreso a Cardona fue al cementerio modernista de Olius. En medio de la naturaleza, atrapado entre rocas y encinas,  encontrarás un cementerio modernista. Es pequeño pero sorprende de nuevo por su enclave, en un rincón de bosque, sin casas ni vida urbana. El cementerio fue diseñado por Bernardí Martorell, discípulo de Gaudí y eso se nota en sus formas y creaciones. Un lugar digno de admirar, aunque sean solo unos minutos.

Cementerio modernista de Olius

Cementerio modernista de Olius

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top