Reencuentro con Dublín

Hace unos días visité Dublín por trabajo, tuve un reencuentro con esta ciudad que me había acojido seis años antes, cuando me fui a estudiar inglés en Irlanda. La primera vez que vi Dublín fue cuando me mudé a la ciudad con intención de mejorar el inglés y para trabajar como au-pair durante medio año

Fotos de Dublín

Ahora, seis añazos más tarde (y tal vez un poquito más curtida en la vida) se me presentaba la oportunidad de volver a pisar las calles de Dublín… y ¿cómo la podía desaprobechar? Pues de ninguna forma supongo, me mandaron allí por trabajo. Y cualquiera les dice que no a la empresa. De todas formas, me hacía cierta ilusión volver a una ciudad que me vió crecer (aunque fuera en muy poco tiempo) y mirarla a los ojos desde otra perspectiva. Además, con el hecho de quedarme tres días tenía garantizado algun paseo por el centro de Dublín.

La verdad es que me encontré con la ciudad que conocía, poco ha cambiado del centro de Dublín. Casi las mismas melodías parecían sonar en los locales de Temple Bar, el mismo caminar de gentes resonando en las calles adoquinadas, los restaurantes de comida rapida en Grafton Street, la auténtica Mollie Malone, impasible al tiempo…, el romántico Ha’Penny bridge y tantas otras cosas… No tuve tanto tiempo como hubiera querido para pasear por Dublín pero si tuve la oportunidad de encontrarme de nuevo a solas con Dublín, de volver a trazar mis pasos por esta ciudad… aunque solo fuera por un rato

Vistas de Dublin

Paseé por las calles de Dublín desde la estación del tren DART de Tara Street, a orillas del río Liffey, hasta las angostas calles de Temple Bar, entré en los patios del Trinity College y ví que incluso las tiendas seguian en el mismo lugar donde las había dejado hace seis años. Nada parece haber cambiado en la ciudad aunque ya no queda nadie de quien conocí allí, pues todas hemos seguido nuestros caminos que nos han llevado de vuelta a nuestras tierras o a otras más lejanas.

Pero no todo fue reencuentro y melancolía, también aprobeché la visita, ¿cómo no? para beber unos vasos de Guinness (que no pintas, que sino no me levanto del pub) en un country pub (eso es sin música ni nada, pero muy auténtico) con un compañero del trabajo, remojarme bajo la lluvia de este país  y pensar que Dublín siempre será una parte de mi, pero de mi pasado solamente. Tal vez siempre sentiré algo especial por Dublín pero es una ciudad en la que creo nunca podría volver a vivir.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

6 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. José W dice:

    Nunca he tenido la fortuna de estar en esa que parece ser una gran ciudad. Haber cuando podre visitar el Temple Bar district. Gracias por compartir semejante hisoria con tan buenas ilustraciones. Saludos! :)

    • Sonia dice:

      Hola José!

      Muchas gracias por pasarte por aquí! Espero que pronto puedas visitar Dublín y el encantador barrio de Temple Bar, sin duda un lugar que hay que ver en la capital irlandesa.

      Un saludo,
      Sonia.

  2. Anna (suma Prats de Luçanes dice:

    Hola Sonia que tal?
    mira m’agradat molt aquet comentari de Dublin ostres a mida que ho anava llegin semblava com si m’endinses en una historia o novel-la m’enganxava i mira s’acabat
    una abraçada
    Anna
    a el Didac es porta mol be …..be i prou eeeeeeeh
    adeuuuuu

    • Sonia dice:

      Hola Anna!

      M’en alegro molt que t’hagi agradat! A mi la veritat em va fer molta gracia tornar a Dublín després de tants anys… va ser, no se, una mica emotiu! ;)

      Dons que segueixi portant-se bé el Didac, i sino m’ho dius aquí i jo li canto les quaranta pel Skype el proxim dia! jajajajaj. Nooo, que es un bon noi! :D

      Fins aviat,
      Sonia.

  3. Marta A. dice:

    Qué buenos recuerdos me trae Dublín! La última vez que estuve fue tambien hace unos 6 años… Sería bueno volver, la verdad :)

    • Sonia dice:

      La verdad es que a mi me pasó lo mismo… llevava ya desde 2006 sin pisar Dublín y con tanto que hay que ver en el mundo no me había planteado volver de momento pero surgió por trabajo y la verdad es que acabó siendo un viaje en la memoria, muy interesante! :)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top