Qué ver en Praga en dos días

Llegas a Praga, con un apetito insaciable por descubrir la ciudad. Tienes dos días por delante…. tranquilízate, te dará tiempo a ver lo esencial y sin andar corriendo de un lado para el otro. Praga tiene un centro histórico compacto, precioso para pasearlo, y con muchos atractivos.

1- Puente de Carlos

Recomiendo empezar una ruta por Praga cruzando el puente más emblemático de la ciudad. Sobre el río Moldava se extiende el puente de Carlos (Karlův most), peatonal y en pie desde 1357. Este puente, custodiado por dos impresionantes torres a ambos extremos y un total de 30 figuras de piedra representando varios Santos. El puente une los barrios de  Malá Strana y Staré Město (Ciudad Vieja) tiene una longitud de 515 metros de largo y unos 10 de ancho.

puente-carlos-noche

El puente de Carlos es uno de los iconos de la ciudad de Praga y por lo tanto también uno de los lugares más fotografiados y transitados. Recomiendo cruzarlo y admirarlo de cerca pero acercarse también a otros puentes para tener una verdadera panorámica del puente.

El puente de Carlos tiene un aura casi mística y está situado en el centro de Praga así que seguro que lo cruzarás varias veces. No te olvides de sacarle todas las fotos que puedas. De día, de noche, del puente, del agua, de las estatuas, los transeúntes…

2- El Castillo de Praga

Después de cruzar el puente de Carlos deberías dedicar una mañana a visitar el impresionante Castillo de Praga. Desde aquí empieza la Ruta Real de Praga, una excusa perfecta para descubrir lo mejor de la capital de Bohemia. El castillo de Praga es un conjunto monumental de fortificaciones, palacio y edificios administrativos y religiosos. Dentro del complejo palaciego podrás visitar la Catedral de St Vito así como ver el antiguo palacio y pasear por el pintoresco Callejón del Oro. En este callejón, donde vivían los orfebres antiguamente se pueden ver ahora las pequeñas casas museo y entrar en algunas tiendas de manualidades. El número 22 es la casa donde vivió Kafka, una de las figuras más célebres de Praga.

Hay dos tipos de entrada, una entrada reducida que sólo te permite la entrada a ciertos monumentos y la entrada completa, que además nos comentaron era válida tanto para sábado como domingo. Así que si te queda algo por ver, puedes repetir. El precio es de 250 y 350 coronas respectivamente.

catedral-praga

El castillo fue construido en el siglo IX y fue residencia de los reyes de Bohemia, emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico. Como nota curiosa apunta que se considera el castillo antiguo más grande del mundo. Para mí las visitas más interesantes fueron la Catedral de Praga, la Basílica de San Jorge y las estancias del antiguo palacio real (fíjate bien en las curiosas estufas de cerámica de decoran casi todas las habitaciones, si es que en Praga hace frío…) y por supuesto, el famoso Callejón del Oro.

3- La Ciudad Vieja y el reloj astronómico

Después de empaparte de cultura en el Palacio Real y, tal vez, recobrar fuerzas con una salchicha y una mazorca de maíz en algunos de los puestos de venta al aire libre (ah, y no te quedes sin probar el delicioso pan dulce Trdelník), sigue la Ruta Real por Praga cruzando de nuevo el puente de Carlos hacia la ciudad vieja, Staré Město. La ciudad vieja es un laberinto de calles adoquinadas con edificios de fachadas coloridas, plazas que surgen en cada esquina, con cafés y artistas callejeros.

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga

El punto neurálgico de la ciudad vieja de Praga se encuentra en la plaza de la ciudad vieja. Aquí podrás contemplar el famoso reloj astronómico de Praga. Este reloj data del siglo XV y cuenta con un calendario donde aparecen los signos zodiacales. Cada hora en punto (entre las 8am y las 11pm) aparecen 12 apóstoles para marcar la hora.

Reloj astronómico de Praga

Siguiendo la Ruta Real por Praga hay que seguir el paseo desde la Plaza de la Ciudad Vieja por la calle Celetná hasta llegar a la torre de la pólvora y la casa municipal, un bonito edificio de estilo Art Déco.

4- Malá Strana

Malá Strana es otro de los barrios más famosos de Praga. La peque ña ciudad de Praga es donde encontrarás las calles más antiguas de la capital checa. Merece la pena subir por sus calles contemplando todos y cada uno de sus detalles de estilo barroco. Aquí hay una gran cantidad de palacetes barrocos, la mayoría reconvertidos en embajadas, y una visita a la iglesia de San Nicolás es también recomendable. Esta iglesia es el mejor ejemplo de arte barroco en la ciudad. Además, Malá Strana está situado al lado del Castillo de Praga.

Muro de Lenon en Praga

En este barrio encontrarás buenos restaurantes, muchas tiendas, preciosos ejemplos de arquitectura barroca y una pared que es casi un símbolo de las pintadas que gritan en muchas paredes de la ciudad ser limpiadas. El muro de John Lennon, que nació como una protesta pacífica contra el régimen comunista, es ahora un tumulto de graffitis y garabatos mal ejecutados que poco tienen que ver son su motivo original.

5- Josefov, sinagogas y un cementerio

A pesar de haberlo reservado para el segundo día de nuestra visita, el barrio del Josefov fue sin duda uno de los puntos estrella de nuestra visita a Praga. El Josefov es el barrio judío de Praga. Lo que una vez fuera un gueto ahora es un interesante barrio con atractivas casas y una de las calles más caras de Praga. Pero lo que realmente fascina de este barrio no son sus fachadas ni sus tiendas de lujo sino su historia, sus monumentos religiosos y, sobretodo, su cementerio. Sí, como lo lees, el cementerio judío de Praga probablemente sea uno de los más interesantes de Europa central. Se trata de un pequeño cementerio adosado a una antigua Sinagoga que se puede visitar como museo y donde aprenderás sobre los ritos de la muerte en la religión judía.

Cementerio judío en el Josefov, Praga

El cementerio, amontonado de lápidas, se extiende por el patio trasero de esta sinagoga. Con unos caminos bien marcados entre los que descansan en paz, podrás dar un paseo por este lugar (el único donde se permitía enterrar a los muertos de la comunidad judía). Se estima que fueron enterrados en este trozo de tierra unos 100.000 judíos. Junto con la entrada al cementerio también tendrás entrada a otras sinagogas, como la Sinagoga Masiel, la Sinagoga, la Sinagoga Pinkas y la Sinagoga Española, una de las más bonitas del recorrido.

6- Dancing Building

Ginger and Roger, el edificio que parece que balia, es un buen contraste para dos días de admirar edificios históricos, castillos, catedrales de estilo gótico, barroco y Art Nouveau… con un diseño de Vlado Milunić, este edificio que es la sede de National Nederlanden, es la antítesis arquitectónica de Praga. Aunque ahora es muy admirado, durante su construcción ¿Cómo no? desató muchos recelos. Habría que contarles a algunos la historia del patito feo… también se da en la arquitectura. Si no que se lo cuenten a la Torre Eiffel. Aunque no se puede ver en una visita guiada, si quieres entrar al edificio puedes reservar mesa en su restaurante Celeste, situado en las útlimas plantas del Dancing Building.

Dancing building de Praga

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Pin on Pinterest3Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

8 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Tormen dice:

    Buenos días Sonia!

    Yo he visitado la ciudad en un par de ocasiones, ninguna de ellas he ido para menos de 4 días aunque bien es cierto que se puede ver al menos los lugares más importantes de la ciudad en un par de días.

    En mi opinión en lugar de ver la casa danzante (que no es para nada lo más impactante de la ciudad) indicaría mejor ver Vysehrad que se puede ir perfectamente en tranvía o subir a la colina de Petrín para ver unas maravillosas vistas de la ciudad.

    Los otros lugares como Puente de Carlos V, Mala Strana, la plaza de la ciudad vieja…por supuesto que hay que palparlos si o si jejeje

    Como curiosidad yo soy bastante fan de la gastronomía y la cerveza, tengo varios negocios en España y cuando visité Praga me decanté por este tour curioso de la cerveza. http://whiteumbrellatours.com/tours-de-praga/tours/tour-de-la-cerveza/?lang=es

    Saludos!

  2. Joan Guiteras dice:

    Hola sonia

    Ara ja Sempre abans de viatjar donem una ullada al teu bloc, que ens ajuda a veure les visites des d’una mirada propera. De fet Praga agrada a tothom fins i tot abans d’anar hi em feia por que tant d’elogi no em portes al desengany, res més lluny de la realitat Praga enamora tant pels seus monuments com per l’aire bohemi que es despren. També varem llogar un cotxe i visitar els voltants (i no tant voltants) ens va encantar el poble mitjaval Cesky Krumlov que salvant les distàncies podria compatir en bellesa amb Praga, ho recomanaria a tothom que visiti Praga i tingui temps i transport, el problema és que està una mica lluny, a uns 180 km de Praga. Records i molts petons de tots, espero que ens poguem veure aviat.

    • Sonia dice:

      Hola Joan,

      Moltes gràcies pel comentari. Estic totalment d’acord am això que dius que de tant d’elogi a vegades fa por que la ciutat no estigui a l’altura però amb Praga no passa, es encantadora. Molt bona ideia això de visitar els voltants, la veritat que había sentit a dir que hi ha molts poblets a la República Checa que valen la pena. Nosaltres només vam estar-hi un parell de nits així que no hi había temps per res més que Praga però potser un día y tornem i podem visitar Cesky Krumlov. :)

      A veure si ens veiem aviat!
      Petons!
      Sonia.

  3. Praga dice:

    Un recorrido genial para visitar Praga. Yo estuve 3 días y me quedé con ganas de ver mucho más!

  4. Marta A. dice:

    Me encanta el dancing building y es una pena que no se pueda visitar… Soy muy fan de las ciudades que mezclan estilos arquitectónicos tan dispares.

    • Sonia dice:

      Es chulísimo y tan diferente a todo lo demás. Ya ves que Praga es una ciudad súper completa! Espero que pronto la visites y nos cuentes tus impresiones y descubrimientos en el blog! :))

      Un abrazo fuerte!
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top