Golden Gate Bridge, San Francisco

El Puente Golden Gate es sin duda alguna el icono más representativo de la ciudad de San Francisco. ¿Quién no lo ha visto en innumerables películas o ha soñado secretamente en cruzarlo conduciendo un descapotable?

Golden Gate Bridge

El Golden Gate Bridge une los dos extremos de la Bahía de San Francisco, por una parte la ciudad de San Francisco y por la otra, la zona de Sausalito, una comunidad pesquera y artística que merece la pena visitar durante tu estancia en la ciudad californiana. Aunque este puente colgante es el más famoso de la ciudad, hay otro puente que cruza la Bahía de San Francisco, el Bay Bridge, más reciente y que absorbe la mayor parte del tráfico.

El Golden Gate, o Puerta Dorada en español, es el icono más representativo de San Francisco y fue construido entre los años 1933 y 1937. Gracias a su fama, este puente se ha conservado con esmero al paso de los años y sigue estando a prueba de terremotos, igual que las construcciones más recientes.

Puente Golden Gate, San Francisco

A parte de ser el símbolo de San Francisco, el Golden Gate sirve como nudo de comunicaciones en  la ciudad, con una carretera de seis carriles por donde circulan cientos de coches a diario y dos zonas peatonales (también validas para ciclistas) al lado de la carretera.

En el lado de San Francisco, el puente empieza en la zona del Presidio, una antigua zona militar que ahora es un parque público. En ambos lados del puente encontrarás áreas de aparcamiento para autobuses urbanos y turísticos, así como para coches particulares.

Cerca de la zona sur hay también una tienda de recuerdos y cafetería, situada en un curioso edificio redondo que antes había servido de restaurante a moteros. Desde aquí, puedes caminar por este famoso puente colgante. Normalmente se puede atravesar en su totalidad (más de 2 kilómetros de longitud) aunque cuando yo lo visité había una parte cerrada a los peatones.

Golden Gate, San Francisco

No te dejes engañar por el clima de California, en San Francisco se dice que hay un microclima y especialmente en la zona del Golden Gate te hará falta una chaqueta y pantalón largo la mayor parte del año, la niebla es habitual de este lugar. Ten en cuenta también que como peatón solo podrás acceder al puente de día, ya que de noche se cierran las puertas.

Cómo llegar al Golden Gate Bridge

La forma más sencilla de llegar al puente Golden Gate es hacerlo en un autobús turístico ya que salen de varios puntos en el centro de la ciudad y tienen parada en el mismo puente. Muchos son autobuses que podrás utilizar para visitar otros atractivos turísticos también apartados del centro de la ciudad.

Puente del Golden Gate, San Francisco

Otra posibilidad es llegar al puente en transporte público. Las líneas de autobús 28 o 76 tienen parada en la zona de aparcamiento del sur del Golden Gate.

Finalmente, si quieres acceder al puente en coche para luego dar un paseo a pie, debes saber que las zonas de aparcamiento son limitadas y de pago. En la Web oficial del puente recomiendan llegar en transporte público.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top