Pizza 100% casera

La pizza es el plato nacional de Italia, ¿por qué no rindes homenaje a este país y tu estómago preparando una verdadera pizza desde la masa hasta los ingredientes finales? Aunque no tenga el aspecto de una pizza preparada estará mucho más buena y el doble sana. Además, tiene la ventaja de que le puedes poner los ingredientes que más te gusten o te convengan.

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 200 mililitros de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1,5 cucharaditas de sal
  • 450 gramos de harina especial para pan
  • 1,5 cucharaditas de levadura seca de panadería

Para el relleno:

  • Tomate natural triturado
  • 3 lonchas de jamón york
  • 2 salchichas tipo frankfurt
  • 60 gramos de queso rallado
  • Un poco de orégano
  • 1/2 cebolla
  • 1 tomate natural

Pizza casera

MANOS A LA OBRA

1- Si tenemos panificadora hacer la masa de pizza será un momento. Hay que añadir los ingredientes en el siguiente orden: agua, aceite de oliva y sal, después la harina y la levadura seca. Seleccionar el programa para pizza y presionar el botón on/off.

Si no tenemos panificadora, podemos hacer nosotros mismos la masa. Para ello,  mezclamos bien la harina y la levadura en un bol con la mitad del agua. Añadimos después la otra mitad de agua, donde habremos disuelto la sal. Amasamos durante unos 5 minutos y añadimos el aceite. Cuando ya tenemos una masa consistente tapamos con un film de plástico y dejamos reposar en la nevera durante al menos dos horas.

2- Cuando la masa esté lista ponemos a precalentar  el horno a unos 180º C. Por otra parte empezamos a trabajar la masa de pizza con un rodillo de cocina hasta conseguir una masa fina y la colocamos en una bandeja del horno, encima de papel antiadherente, para que no se pegue.

3- A continuación, extendemos una capa de tomate triturado por encima de la masa de pizza, el queso y el jamón york y las salchichas cortadas a trocitos pequeños. Cortamos la cebolla y el tomate a lonchas finas y también los ponemos encima de la pizza. Espolvoreamos con orégano y queso, y finalmente ponemos la pizza en el horno.

4- Cuando la masa esté crujiente y el queso fundido ya podemos sacar la pizza del horno y disfrutar de la verdadera cocina italiana.

 Podemos hacer la pizza con lo que más nos guste. En la foto hay una de tomate, salchichas y jamón y la otra de salmón y queso de cabra.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top