Paseo por la muralla de Dubrovnik

Dubrovnik es una de las ciudades más bellas de Europa y buena parte de este orgullo se lo debe a sus bien conservadas murallas. Dubrovnik es, de hecho, una de las mayores ciudades amuralladas que se conservan en Europa y sus muros forman parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1979.

Ciudad amurallada de Dubrovnik

Una vez dicho esto, es fácil pensar en la mejor forma de descubrir Dubrovnik… dando un paseo por sus murallas. Las murallas de esta ciudad ocupan casi dos kilómetros de largo y aunque hay varios lugares donde se puede subir a ellas, el más popular es el que se encuentra cerca de la puerta de Ploča.

Las murallas de Dubrovnik fueron construidas durante los siglos XII y XVII. La altura de la muralla, que en algunos puntos llega a los 25 metros de alto, paseando por la ciudad te crea esa curiosa sensación de estar encerrado… y desde lo alto nos permite disfrutar de unas magnificas vistas sobre los tejados y principales monumentos de la ciudad.

Vista de los tejados de Dubrovnik

Es curioso ver la diferencia entre los tejados de un intenso rojo (renovados después de la guerra) y los que se han conservado de épocas anteriores (los que menos). Para mí, todo el recorrido fue muy interesante aunque hay algunos puntos mágicos como la famosa torre de Minčeta o bien la imagen de la famosa calle Stradun desde la muralla.

Los muros de esta ciudad los refuerzan tres torres circulares, catorce cuadrangulares y cinco bastiones, además de la Fortaleza de San Juan. Hay nueve bastiones más pequeños y el Fuerte de Bokar, ya fuera del recorrido de la muralla. Y se dice también que el foso estaba armado con más de 120 cañones que actuaban como defensa de la ciudad… no es de extrañar que la ciudad de Dubrovnik se considerara invencible y que sus murallas se hayan conservado hasta la actualidad.

Las principales puertas de entrada a la ciudad son la puerta de Pile, la principal puerta de entrada y donde además se encuentra la estación de autobuses, y la puerta de Ploča, al lado este de la ciudad y la segunda puerta en importancia.

Vista de Stradun desde la muralla de Dubrovnik

En mi caso paseé por las murallas de Dubrovnik un día de cielo nublado. Lo que yo consideré una l desventaja otros me comentaron que era una oportunidad de disfrutar de la muralla de Dubrovnik sin aglomeraciones y sin pasar calor. Si es que siempre hay dos lados de una misma moneda… hay que elegir el que mejor te convenga.

El recorrido por las murallas de Dubrovnik te ocupará fácilmente un par de horas o dos horas y media, mientras paseas y te detienes a tomar fotografías de esta pintoresca ciudad, compras algún tapete (eso ya va a gustos) en los pequeños puestos que asoman en la muralla o te sientas a tomar algo en un bar… pero sobretodo disfrutas de un recorrido único en las murallas de Dubrovnik.

 

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top