Ottawa, la capital que une

Ottawa fue la ciudad elegida capital de Canadá el 31 de diciembre de 1857 por la reina Victoria de Reino Unido. Varios motivos llevaron a su elección: ser un territorio neutral tanto para anglófonos como francófonos y estar lejos de la frontera con Estados Unidos, que por aquel entonces pensaba invadir la colonia, fueron las principales. 

Ottawa se encuentra en el estado de Ontario cruzada por el río homónimo. Su área metropolitana incluye tanto algunos pueblos de Ontario como Gatineau, ya del lado de Quebec. 

Bonjour, Hello, es el saludo corporativo de Ottawa. En cada tienda, restaurante o museo que visitamos nos saludaron bilingüe, en los idiomas oficiales de todas las instituciones del país. Un ejemplo de convivencia envidiable.

Parlamento de Canadá

Parlamento de Canadá

Ottawa, cuyo nombre proviene del idioma Algonquin, ha sido habitada desde hace cientos de años. Yo esperaba encontrar una ciudad simplemente burocrática, con edificios oficiales y poca vida en la calle. Nada más alejado de la realidad. Ottawa es una ciudad vibrante que exhala un “savoir fair”, que invita a quedarse.

Nos alojamos en la zona de Byward market, en el hotel Byward blue Inn, un barrio lleno de restaurantes y locales de ocio, que además cuenta con el mercado más antiguo de la ciudad, con cerca de 200 años de existencia. Frutas y verduras dispuestas en presentaciones exquisitas que abren el apetito solo verlas.

verduras en byward market

verduras en byward market

En una esquina se congrega un nutrido grupo de personas. Aplauden, ríen y hablan. Nos acercamos, la curiosidad es poderosa. Descubrimos que el alboroto se debe a un espectáculo callejero. Eso sí, bien ordenado. Hay gradas en la calle dispuestas para el público, todo limpio e impoluto. No esperaba menos de Canadá.

Un tranquilo paseo por el centro de Ottawa te lleva a conocer la mayor parte del núcleo histórico de la ciudad. Desde Byward puedes caminar hasta la colina parlamentaria, con los edificios del parlamento, que cada día al anochecer son bañados por un espectáculo de música y luz que relata la historia de Canadá.

El espectáculo no tiene pérdida. Cada noche, grupos de familias con niños, jóvenes y mayores, algunos preparados con sillas plegables, otros con cámaras réflex, se acercan como un goteo incesante a los jardines que rodean los edificios del parlamento para disfrutar de la magia de Ottawa.

Los imprescindibles de Ottawa 

Canal Rideau

El canal Rideau atraviesa la ciudad de Ottawa por el centro. Es uno de los puntos más turísticos de la ciudad, con paseos arbolados y parques a su alrededor. Este canal, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, tiene una longitud de 200 kilómetros y atraviesa varias ciudades holandesas. Cuando se hiela en invierno es un magnífico lugar para practicar tus aptitudes en el patinaje sobre hielo.

Canal Rideau en Ottawa

Canal Rideau en Ottawa

Château Laurier 

Este palacio, situado en el centro de Ottawa, es en realidad un hotel de cinco estrellas en el que se han alojado numerosos mandatarios. Se encuentra muy cerca de la Colina del Parlamento, el Canal Rideau y el Museo de Bellas Artes de Canadá.

Colina del Parlamento

En el recinto denominado colina del Parlamento podrás admirar los edificios del parlamento de Canadá. Entre otros, verás la casa de los comunes, el Senado, la torre de la Paz y la Librería del Parlamento, de estilo neogótico. Todas las mañanas de verano se puede ver frente al edificio principal del Parlamento el cambio de guardia. Además, los jardines del parlamento son el escenario de numerosos festivales y eventos para toda la familia.

Parlamento iluminado

Parlamento iluminado

Museo de historia natural 

Si viajas con niños no te pierdas el Museo de Historia Natural de Canadá. Cuenta con una sala con reproducciones de dinosaurios, además de sus restos fósiles y una buena exhibición de la fauna del país. Además, cuentan con una sala de juegos con una reproducción de una estación de investigación en el ártico. Toda una aventura para los más pequeños de la familia.

Museo de historia natural

Museo de historia natural

Museo de aeronáutica 

El museo de aeronáutica de Canadá muestra con una nutrida colección de aviones históricos. Aviones de guerra de la Segunda Guerra Mundial, aeronaves pioneras en alzar el vuelo y también una zona dedicada a la vida en el espacio.  Para los niños cuentan con una exhibición sobre la vida sin gravedad y un par de aviones para pilotar. 

Gatineau

La ciudad francófona que vive unida a la capital de Canadá cuenta con algunos interesantes atractivos turísticos. Entre otros, destacan el parque de Gatineau y el museo de la civilización de Canadá, un museo para conocer la historia del país. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top