Noches de verano en Món Sant Benet

Llega el verano, aprieta el calor, y apetece disfrutar de veladas al aire libre, y es que cuando cae el sol empieza la magia. Hace poco tuve la suerte de disfrutar de esta magia que nace con el atardecer en un enclave único, el Món Sant Benet.

Mont Sant Benet moderno

Món Sant Benet es un centro cultural patrimonial en el que encontrarás el monasterio medieval de Sant Benet de Bages, abierto a visitas, la Fundación Alicia para la investigación alimentaria y el Hotel Món, para disfrutar de una estancia completa en este rincón de tranquilidad. Me gustó el contraste entre los nuevos espacios y los antiguos, un monasterio románico con toques modernistas y edificios de diseño contemporáneo para la fundación y la tienda como contrapunto.

La magia del atardecer

Con la última luz de la tarde nos dirigimos al huerto de aprendizaje de Món Sant Benet, donde se cultivan tomates, lechugas, cebollas para empezar con la primera actividad de la velada. Y de repente, una vuelta a la infancia. Una hora antes corría entre el tráfico de diagonal, atravesando calles para llegar al punto de encuentro donde saldría el autobús hacia Sant Benet. Motores, móviles, frenos, conversaciones ajenas, sirenas… todo esto quedó atrás apenas una hora más tarde.

Huerto en Sant Benet

tomate montserrat

Ahora eran pájaros, insectos y olores muy distintos los que nos despertaban los sentidos. Pensé que podría vendarme los ojos, dejar la vista atrás, y emprender un viaje a través de los años. Sería niña otra vez. Porque para mí verano siempre será sinónimo de todos esos ruidos, de pájaros cantando, insectos chirriando y del zumbido de sus alas al rozarte el pelo, sinónimo de olores que embriagan. De flores, tomates y hierbabuena.

En el huerto nos proponen una actividad, descubrir diferentes variedades de tomates, que aquí se cuentan por decenas. Y para mi asombro resultan ser mayormente autóctonas. ¿Quién habría pensado que teníamos tanta variedad en tema de tomate? Pues la hay, para todos los gustos. Están ordenados por hileras, con su nombre y aunque muchos estaban todavía un poco verdes en un par de semanas estarán listos para saborear.

Alcachofas en el huerto del Mon Sant Benet

huerto en el mont sant benet

La magia del verano en Món Sant Benet empieza con eso, con una visita que te despierta los sentidos. Empieza por la vista, en ese complejo de edificios deliciosamente diseñado para agradar, en el camino hacia el huerto, cuidado, mimado. Sigue luego por el oído, cuando los ruidos del verano te llenan de recuerdos. Se cuela por tu nariz despertando tu olfato y te llega al tacto, cuando agarras uno de esos tomates y lo llevas a la mesa para luego, saborearlo. De la tierra a tu paladar pasando por tu vista, tacto, oído. ¿Qué más puedes pedir? Que la noche no acabe…

Mont Sant Benet

Después de descubrir el huerto se sirve la cena al aire libre, en mesas largas. Una cena de la huerta, de aquellas informales, sin prisas y sin demasiados artificios. Pa amb tomàquet, embutido, ensalada con lechuga del huerto, ensalada de patata fría, tortilla, butifarra con legumbres y brochetas de fruta.

Un viaje a través del tiempo

Y sin olvidar que estamos en un monasterio, acabada la cena es el momento de descubrir la magia del lugar donde nos encontramos. Conocemos el Monestir de Sant Benet de la mano de Julia, la modelo, amante y mujer del pintor Ramon Casas, que paseó por el claustro y posó en las estancias del monasterio convertido en casa de veraneo, que nos relata en una serie de proyecciones su vida y su relación con Sant Benet.

Diapositivas en Mont Sant Benet

Estamos a principios del siglo XX y Julia, una joven vendedora de lotería en Barcelona, se convierte en la musa del pintor modernista Ramon Casas. Recorriendo los rincones y estancias donde vivieron los protagonistas de esta historia, conoceremos de primera mano como vivió el choque entre clases esa joven proletaria, amante, y luego mujer, de un intelectual burgués que le doblaba la edad, en la sociedad catalana hace cien años. La ambientación está cuidada hasta el último detalle y consigue transportarte a otra época, en una visita nocturna muy singular.

Visita nocturna Mont Sant Benet

Claustro en Mont Sant Benet

Cómo llegar al Món Sant Benet

Dirección: Camí de Sant Benet de Bages, s/n – 08272 Sant Fruitós de Bages

Sant Benet se encuentra en Sant Fruitós del Bages, a unos 10 minutos de Manresa y 40 minutos desde Barcelona en coche.

Horarios y precios

Las noches mágicas de Món Sant Benet se pueden disfrutar los viernes y sábados de verano (entre el 11 de julio y el 13 de septiembre).
La visita empieza a las 20:00 y el precio de la actividad (incluyendo la cena) es de 35 euros por adulto y 17 por niño entre 5 y 12 años.
Puedes reservar esta u otras experiencias en a través de la página Web oficial de Món Sant Benet aquí.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

2 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Muchas gracias Sonia!! Tú post refleja y explica toda la #MàgiaCapvespre en Món Sant Benet

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top