25 señales de que llevas mucho tiempo en Holanda

Sabes que llevas demasiado tiempo viviendo en Holanda cuando…

1- Comer un sándwich a las doce del mediodía (y que eso sea tu comida) te parece “normal”. Lo que NO es normal es esperar a que mi familia se decida a poner los platos en la mesa una buena tarde de domingo… cuando ya han dado las tres de la tarde -vamos que son casi las cuatro. Técnicamente, podríamos decir que quedamos para merendar, ¿no? – Con todo el “carinyu” del mundo a los míos (por si me leen).

2El huevo duro forma parte esencial de tu dieta. Si no has empezado a tomarlo en el desayuno, poco te falta, pero seguro que algún día lo has cogido en la cantina para “complementar” esa delicia sándwich que te preparas a diario. La pregunta es, ¿eres de los que se lo toman con sal y pimienta, a bocados, o prefieres embadurnarlo en mayonesa?

3– Vas en bici a diario (sí, sí, esto es todos los días… bueno, a menos que haya nevado o esté cayendo la del pulpo. Tampoco somos tan holandeses… ¿o si?) pero NO lo consideras deporte. Es más, puedes ir en bici y con tacones, falda, paraguas… lo que haga falta. Además, has olvidado como se usan los frenos del manillar.  Con lo prácticas que son las bicis sin cambio de marchas y el freno en el pedal, no lo cambiarías por nada del mundo.

4- Ni se te pasa por la cabeza llamar a un amig@ de un día para otro. Las citas las organizas con agenda en mano. Con semanas (a veces meses) de antelación. ¿Donde ha quedado la improvisación? No sabes, no contestas.

5- El termómetro roza los 20 grados, ha salido el sol y… sientes unas irremediables ganas de salir a la calle, sacar la ropa de verano, las gafas de sol y el protector solar… y ¿por qué no? ir a la playa, o, como mínimo, pasar la tarde tomando helado en una terraza. Tal vez no se repita un día así en semanas. :-)

6- Vuelves a España y tienes sensación de verano… SIEMPRE. No importa la época del año.  La gente te mira raro por ir en tirantes en marzo… y por dentro tu vocecilla pone la nariz respingona y dice “ellos no saben lo que es vivir en Holanda”.

dutch summer

No se pudo instalar el verano en Holanda… :/

 

7– Te parece normal tener que disculparte cada vez que descuelgas el teléfono porque aunque llevas (tal vez varios) años en Holanda todavía no has logrado dominar los sonidos guturales de su idioma(jjjjj,grrrr… buff, nada, que no hay forma humana de hablarlo, y sino me crees intenta pronunciar correctamente Scheveningen)

8-Te has acostumbrado a estirar el cuello para hablar con cualquier holandés hasta el punto que piensas un día llegarás a casa con tortícolis. Y cuando vuelves a España piensas… carajo, no soy yo, son ell@s que son de proporciones gigantescas. Fíjate, si aquí estoy en la media (o casi).

9- Las reformas en la casa te las haces tú. Y nadie más que tú. Com te lo cuento, nadie que me gana con la brocha, el destornillador o la máquina de lijar madera. Tengo un arsenal DIY completo. ;-)

10- Has aprendido que ir a un Coffeshop es cosa de turistas. Algo que toca hacer cuando te visitan amigos pero que por norma general nunca harás con un holandés (salvo excepciones, supongo) porque eso ya lo hacen en casa.

11- Has perdido la capacidad de poner un filtro acústico a los gritones de tus ex vecinos y a la verdulera del 5º, y cuando a vuelves al sur te preguntas ¿por qué narices todos gritan tanto? Pero claro, acabas gritando como la que  más para que siga escuchándose tu voz. ¿El resultado? Afonía al tercer día.

12- Eres capaz de mantener una conversación en inglés con un expatriado, que te llame tu madre, cambiar el idioma, y al mismo tiempo pedir una cerveza en holandés al camarero de turno… ¡Que noooo! Que lo mezclas todo y a tu madre le contestas “Hello?” al camarero le dices algo así como “Ik wil una cerve…tje” y a tu amiga… Ni se sabe lo que le has dicho pero a estas alturas de está mirando con ojos como platos, probablemente pensando que has perdido la cabeza del todo.

13- Te has acostumbrado a que de repente tu compañero de trabajo te suelte una fresca o te haga u comentario que a tu parecer es… ejem, entrometido… Ya se sabe, los holandeses son directos, muy directos. ¿Para qué molestarse?

14- Estás 100% a favor de un mundo sin cortinas (bueno, pensándolo bien, mejor que las bel Barrio Rojo las dejen ahí). ¡Que entre la luz en el piso, por favor, que sin luz me voy a quedar mustia como las flores del comedor! Y ya estás calculando en lo que te ahorrarás en este tema la próxima vez que te mudes de piso.

15- (Casi) nunca llevas efectivo encima, todo lo pagas con PIN, o sea con la tarjeta de débito. ¿Para un café? Pago con tarjeta. ¿Un paquete de chicles? Tarjeta. ¿La barra del pan? Con tarjeta, por favor.

16- Desde que vives en Holanda sabes ubicar Surinam en un mapa. Tus conocimientos de geografía han mejorado indudablemente. :-D

Surinam en un mapa

Ahora tu también puedes colocar Surinam en un mapa :-)

 

17- Algunos, lo primero que chequean por la mañana en su móvil es el Facebook o Twitter pero en Holanda, lo primero que haces antes de asomar un pie fuera de la cama es mirar la previsión del tiempo. Nunca se sabe lo que puede estar acechando fuera y, además, las previsiones con más de 24 horas de antelación suelen estar equivocadas.

18- Salir de la oficina más tarde de las cinco (o cinco y media) te parece una barbaridad…  y si lo haces, sabes no quedará ninguno de tus compañeros holandeses. Ellos llegan, trabajan y se van a su hora, punto.

19- Te has resignado, sabes que esperar media hora para que te traigan la bebida, o incluso la cuenta, en un café o restaurante es normal. Todo muy gezellig, según dicen por aquí, nada de ir con prisas. Eso sí, esperas que con el café/té  (del que te van a cobrar mínimo 2,5 euros) te sirvan una galletita, sino no repites en ese cafetería.

20- A estas alturas ya sabes que no hay que confundir una cafetaria con una cafetería. Eso es lo que yo, cuando estudiaba inglés, llamaban false friends. (para los que todavía no sepan, cafetaria es un lugar donde se venden frituras (lo mismo que un patat kraam, snackbar, frituur o friettent dependiendo de la región) cafetería, pues eso un lugar donde tomar café con appeltaart y demás dulces)

21- Que haya zonas para “mear” en las calles de Ámsterdam (eso sí, sólo aptas para el género masculino) ya no te sorprende. Y ver un cartelito como el de más abajo, tampoco.

Visto en Ámsterdam

Visto en Ámsterdam

 

22- La llegada de la primavera es un momento único. Salen los primeros rayos de sol (aunque el termómetro sólo roze los 10 grados) y literalmente sientes una urgente llamada de la naturaleza. Hay que cambiar el armario a la ropa de verano y sacar el mobiliario a la calle, tomar una cerveza al fresquito y tal vez organizar la primera barbacoa del año (cuidado, que podría ser la última)

23- Comprendes perfectamente la importancia del color naranja y tienes algo a mano para salir a festejar el día de la reina (ooops, que no que a partir de ahora es el día del rey).

24- Sabes que la nieve es bonita sólo el primer día. Después de una semana de resbalones en el hielo y que la poca nieve blanda que queda en las esquinas sea de color lodo. El romanticismo de los paisajes blancos ¡ha acabado! Quieres que llegue la primavera… ¡pero ya!

25- Cuando piensas en croquetas (krokketen) lo primero que te viene a la mente NO son esas croquetas caseras de jamón serrano que preparaba tu abuela… noooo, piensas en una croqueta de contenido dudoso, refrita y bien untada en mostaza… ¿lekker? Lo confieso, pienso primero en ellas, pero sigo prefiriendo las croquetas a la española…

En fin, a título personal, estos son los indicios que me llevan a pensar que llevo mucho, mucho tiempo ya viviendo en Holanda (voy para los cinco años). Y a los otros expatriados que pasan por aquí (que sí, que se que hay algunos que me leen de vez en cuando – o esto me gusta pensar) ¿Qué habéis notado vosotros? ¿Estáis cambiando también? ¿Será irreversible?

Ah, antes de que se me olvide, si lo que estás pensando es “Oh yeah! Esto es para mí…” entonces no olvides comprar el libro Holanda a diez pasos. Te encantará.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

13 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

Sitios web que enlazan a este artículo

  1. Hasta que me alcancen las palabras… | Expatriadas | 19 octubre, 2013
  1. Jesús dice:

    me encantan los 25 puntos. despues de unos anyos en holanda los veo todos normales. yo anyadiria “llevar siempre flores/vino a una cena”

  2. Diana dice:

    Pero qué entrada más divertida, por Dios! Me ha encantado. Una de esas señales es válida también para quien viva en Alemania, la de ir programando quedar con la gente con agenda en mano, nada de improvisaciones.
    Un saludo.Diana. http://elmundoidiomas.blogspot.com.es/

    • Sonia dice:

      La verdad que parece que algunas de esas señales aplican a buena parte del norte de Europa… :-) Nada de improvisar, regla número uno. Si es que a veces pueden ser un poco cuadrados… jejejeje

      Un abrazo,
      Sonia.

  3. Elena dice:

    Muy bueno, Sonia… y hay muchas cosas que comparto en Londres, jeje. Lo del sandwich, las cortinas, el tiempo, la nieve, la tarjeta… pero lo de los huevos todavía no ;)

    Me ha llamado la atención el hecho de que los holandeses sean directos como dices porque no conozco a ninguno y siempre había pensado que serían más parecidos a los británicos.

    • Sonia dice:

      Yo creo que algunas cosas son equiparables en todo el norte de Europa… Pues directos, es por ser “polite” que a veces… vamos que te sueltan lo que piensan como un jarro de agua fría. Algunas veces te quedas ahí pensando, este tiene un problema conmigo porque no es normal lo que me acaba de soltar… y a los dos minutos está hablándote tan simpático como si no hubiera dicho nada fuera de lo normal. :P

  4. Anna dice:

    Solo seis meses en Holanda me han valido para sentirme identificada, desde luego es y será siempre mi segundo país. Un país del que he vuelto enamorada. Igual dentro de poco somo dos periodistas expatriadas en Holanda, a este paso…

    Saludos desde tierras más cálidas y soleadas! ;)

    • Sonia dice:

      Muchas gracias por tu comentario Anna! La verdad que es un país que a mi también me tiene enamorada, vamos que tengo el corazón partío entre dos tierras ahora y siempre… :))

      Un saludo y mucha suerte en tu carrera! Y que si te expatrias sea por que quieres y no porque lo necesitas.
      Sonia.

  5. Inés dice:

    Gran recopilación. Viví un tiempo en Münster, que está en Alemania pero muy cerquita de Holanda y la mayoría de los puntos coinciden. Eso sí, el 19 me llamó mucho la atención en Holanda, tardan muchísimo en servirte la comida!
    Yo añadiría el punto 26: cuando tienes vacaciones sólo eres capaz de pensar en destinos de sol y calor :P

    • Sonia dice:

      Tienes razón Inés, el número 26 que casi debería ser el número 1. Con lo que me gusta viajar… desde que vivo en Holanda tengo terror a viajar a lugares fríos o en época de lluvias… es que casi me sale urticaria sólo pensarlo!!! jajajaja

      Gracias por pasarte por aquí!
      Un abrazo,
      Sonia.

  6. Una pregunta que te habrán hecho mil veces, supongo, así que pido perdón por la falta de originalidad: ¿por qué vives en un sitio como Holanda?

    • Sonia dice:

      Hola Javier,

      Bueno nunca me lo habían preguntado así y no estoy muy segura de qué significa “un sitio como Holanda”… No se, lo veo como cualquier otro lugar, ¿no? Hay más nubes que en España, pero también más oportunidades de trabajo. La comida, en general es menos sabrosa, la gente tiene una mentalidad más abierta… No se, Holanda es un buen país para vivir. Los del sur echamos de menos el clima, la comida, los amigos de siempre… pero hay muchas otras cosas buenas, supongo que por eso me he quedado aquí tanto tiempo.

      Espero no haber dado la impresión con este artículo que vivir en Holanda es malo… sólo quería ponerle un poco de humor a los tópicos de holanda. :))
      Un saludo,
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top