Irlanda desde los ojos de Dublín

Tierra de pubs, con ríos de cerveza negra y alma celta… así es Dublín. Para probar una buena cerveza adéntrate en Temple Bar, con sus rústicos pubs irlandeses y sus cervezas selectas… también puedes ir a la Fábrica de la Guinness si te apetece beber un trago.

Dublín, capital de Irlanda

Dublín es una ciudad pequeña pero con encanto… con una antigua universidad, sus hermosas puertas georgianas, el frío y sus museos. No te puedes perder el Castillo de Dublín ni el parque de St Stephen’s Green, justo en el corazón de la capital irlandesa. Grafton Street es una calle peatonal, siempre abarrotada de transeúntes… aquí te mezclarás con turistas, jóvenes locales, familias y artistas callejeros…toda una experiencia para los sentidos. Y para las compras, desde Grafton hasta O’Conell Street, Henry Street o los centros comerciales (es especialmente bonito el de Powerscurt Centre) encontrarás los regalos más adecuados para ti y para todos.

Estatua de Molly Malone, Dublin

Estatua de Molly Malone, Dublin

Recomendaciones personales

Podrás ver Dublín en un fin de semana. Si tienes más tiempo no dudes en hacer algunas excursiones por los alrededores, tanto si tienes coche propio como si es a trabes de un tour operador.

Uno de los viajes de un día que a mi más me gustaron es el de Glendalough y su cementerio celta… donde también verás el lago de la Guinness y los bosques irlandeses. Otra excursión interesante es el Newgrange, una tumba funeraria de miles de años de antigüedad…fascinante. Y uno de mis preferidos, sobretodo en primavera o verano es el de Powerscurt House and Gardens. Un poco al sur de Dublín esta casa señorial con sus jardines formales ¡es impresionante! También está bien visitar la costa este de Irlanda. En fin, no hay tiempo para aburrirse.

Si vas a hacer una ruta por Irlanda no te olvides de los Cliffs of Moher y Galway… dos citas imprescindibles. Yo no tuve ocasión pero tengo entendido que el Ring of Kerry es otra de las joyas del país como la Giants Causeway… un día tengo que volver.

Castillo de Kilkenny

Castillo de Kilkenny

Alojamiento en Irlanda

Yo no probé ningún hotel porque vivía con una familia, pero durante mi estancia en Dublín vinieron varios amigos y mi familia. Sólo una vez mi familia se alojó en un hotel en el centro de la ciudad (que no estaba mal pero no recuerdo el nombre). La mayoría de veces yo les recomendaba y recomendaría a todo el que viaje a Irlanda que se alojaran en un Bed&Breakfast. Los encontrarás tanto en el centro de la ciudad como en las afueras de Dublín y en la mayoría de pueblos un poco importantes. La verdad es que la gente suele ser súper amable y la estancia se hace muy muy agradable junto a ellos. No hay que perderse sus desayunos…. ¡fabulosos!

Cuándo ir a Irlanda

Yo estuve en invierno y la verdad es que… ¡hace un frío que pela! Así que ya lo sabes si viajas en otoño o invierno no olvides tu gorro, bufanda y guantes… y a pesar de cómo vistan las chicas irlandesas… créeme el frío es implacable. En verano el tiempo es fresco, pero con un jersey de algodón o una chaqueta es suficiente. Si te gustan los festivales, no te pierdas el día del patrón de Irlanda, St Patrick’s Day en marzo.

Enlaces de interés

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

2 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. maylee moya dice:

    hola, me encanto el articulo hace tiempo buscaba una referencia desde el punto de vista de un turista como es dublin, me encantaria viajar y si puedes darme mas detalles seria genial. gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top