Huntsville, el corazón de Muskoka

Una sola carretera principal cruza Huntsville. La ciudad más poblada de la región de Muskoka cuenta con apenas 20.000 habitantes, lejos de los 3 millones que convierten a Toronto en la mayor ciudad de Canadá.

Situada a 2 horas de Toronto, Huntsville tiene el tamaño ideal para descubrir el área de Muskoka. Una región salpicada de lagos y con dos parques naturales, el Arrowhead y el Algonquin. Muskoka es una de las zonas de veraneo preferidas por muchos torontianos, que tienen o alquilan una cabaña en uno de sus numerosos lagos.

docks-huntsville

En Huntsville encontrarás todo tipo de alojamiento, desde Villas espectaculares hasta moteles de paso. Nosotros, de bolsillo moderado nos conformamos con una estancia en Comfort Inn.

El muelle de Huntsville marca el punto de encuentro entre los lagos Hunters Bay y Fairy Lake. Aquí, Algonquin outfitters alquila canoas y kayak para los más aventureros y varias terrazas sirven cocina americana y cerveza local. La terraza flotante de Boston Pizza es encantadora pero a mí me conquistó la de On the docks, buenas cervezas y completísimos nachos. Otro lugar curioso para tomar un tentempié o un desayuno es Schat, en el número 26 de Main Street. Una cafetería, que mezcla especialidades locales y recuerdos de la vieja Europa, concretamente de Países Bajos. Venden spekulaas, hageslaag y waffles.

Arte al aire libre

Una buena excusa para recorrer las calles de Huntsville es trazar la ruta que une las obras de arte de Group of Seven. La serie reproduce, en grandes dimensiones, los cuadros que pintores Canadienses dibujaron sobre los paisajes de la zona. Los verás en la calle principal y en calles secundarias, a plena vista y escondidos en el rincón más inesperado. Si no quieres perderte ninguno puedes pedir el folleto en la oficina de información turística.

urban-outfitters

Un viaje en el tiempo y la naturaleza

Con un poco de tiempo, Huntsville te abre las puertas a un viaje en el tiempo. Visita Muskoka heritage place, un museo al aire libre que muestra cómo vivían los primeros colonos de la zona. Se trata de un grupo de casas originales y restauradas en las que podrás entrar y curiosear sobre la vida de antaño. Además, hay exhibiciones y talleres que encantarán a los niños como a forja de hierro, el taller de velas, los animales de la granja… Ambientado con personal vestido de época y el silbido de un tren de vapor como telón de fondo.

muskoka-heritage-place

tren-vapor

Huntsville es la puerta de entrada al parque de Algonquin, donde varias rutas te permitirán explorar la flora y la fauna canadiense (patos, castores y, con suerte, algún que otro alce). Y ya que estás en Huntsville no pierdas la oportunidad de visitar el Arrowhead provincial park. Situado en la inmediaciones del pueblo y mucho más pequeño que el anterior, el Arrowhead cuenta con 15 kilómetros de caminos pedestales, varios lagos con playas tranquilas y una pequeña cascada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top