Hotel rural Casal[y]s en Quillan

Reservé en Casal[y]s por recomendación de unos amigos sin saber muy bien a lo que iba. Al llegar a Quillán nos percatamos que ese pequeño pueblo del sur francés sería poco más que nuestro punto de partida y llegada para las excursiones que planeábamos hacer por la zona. Un lugar con encanto pero sin demasiado atractivo turístico salvo las ruinas de un antiguo castillo y un par de restaurantes interesantes. A probar la pizza de tartiflette del restaurante La Galerie.

Decoración en Casalys

Decoración en Casalys

Mi primera impresión del hotel, o del B&B según se mire, no fue muy convincente. Yo le daría capa de pintura a esas paredes y sacaría el polvo a algunos estantes… por no hablar de arreglar los escalones que a medio derruir denunciaban el incansable paso de los años. Cierto encanto tenía la casa, eso no se le podía negar, aquel de estar en un lugar donde las paredes te murmuran historias al oído.

Habitación en Casalys

Habitación en Casalys

Nuestra habitación, Chambre des Arts, fue una agradable sorpresa, con dos camas de matrimonio y una individual. Con suficiente espacio para bailar un vals o vivir a cuerpo de rey. Se adivinaba una antigua chimenea, un par de sillones y revistas viejas descansaban en una mesa y, al final de un corredor, el baño con más encanto que he visto hasta el momento. Era viejo, como el resto de la casa, con picas de mármol antiguo para lavarse la cara y una bañera que invitaba a darse un largo y relajado baño.

Bañera en el hotel Casalys

Bañera en el hotel Casalys

Salón inesperado en Casalys

Salón inesperado en Casalys

Me gustó al final Casal[y]s, y a medida que iba descubriendo su encanto, ese que tienen sólo los pequeños hoteles o posadas. Subía un piso y me encontraba con una habitación que parecía sacada de un museo de mobiliario antiguo. Torcía una esquina y me daba de bruces con alguna ingeniosa obra de arte, pájaros de papel, o cualquier excentricidad a gusto de su propietario.

Fue él quien todas las mañanas nos preparó, dándonos conversación medio en francés medio en español, un desayuno digno de la nobleza que un día habitó los castillos cátaros en esta región de Francia. Zumo de naranja recién exprimido, café o chocolate caliente a gusto del consumidor, pan de baguette con mantequilla y varias mermeladas, croissant recién horneado y fruta a la plancha con yoghurt natural.

Desayuno completo en Casalys

Desayuno completo en Casalys

Nuestra estancia en Casal[y]s, un hotel rural de tres habitaciones, podría haber pasado desapercibida pero se convirtió en uno de los grandes aciertos del viaje que organizamos por la región del Aude. Más información y reservas en la Web oficial de Casal[y]s.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top