Harderwijk, la Holanda menos conocida

Harderwijk es un antiguo pueblo pesquero en Holanda, situado a unos 40 minutos en coche de Ámsterdam. Esta pequeña ciudad, a diferencia de otros destinos más turísticos, se mantiene un poco en la sombra de los grandes operadores turísticos y es precisamente porque pasa desapercibida en las típicas rutas por Holanda que tiene interés.

Antiguo puerto pesquero de Harderwijk

En Harderwijk te cruzarás con muchos (muchísimos) menos turistas que en otros destinos como Volendam o  Alkmaar. Aquí se escucha más holandés y menos idiomas extranjeros pero se respira también más autenticidad. Nosotros la visitamos aprovechando que estábamos pasando un fin de semana en Het Verscholen Dorp, a la vuelta de la esquina. 

La ciudad de Harderwijk data del siglo XIII, cuando se declaró ciudad y fue amurallada (todavía se conservan partes de la antigua muralla hoy en día). En la Vismarkt se puede ver la pintoresca puerta de Vischpoort, la única puerta que queda en pie de la antigua muralla de Harderwijk. Este pueblo que vivía volcado al mar del sur (Zuider Zee) hasta que se cerró con el gran dique, creando el IJselmeer, todavía recuerda su pasado pesquero con nostalgia. Hoy en día su puerto, en el que casi no se practica la pesca, se ha convertido en un puerto de yates (que abundan durante los meses de verano). Pero en Harderwijk sigue habiendo muchas pescaderías y restaurantes donde puedes probar las delicias del mar del norte. 

Veluvia, Harderwijk

Veluvia, la asociación que lleva el antiguo astillero naval te demuestra cómo era la vida en otros tiempos, con una herrería tradicional, salmón ahumándose a fuego lento, una exhibición de barcos pesqueros del siglo pasado y una agradable terraza. Durante nuestra estancia en Harderwijk tenían un día de puertas abiertas en el que nos contaron cómo funcionaban los antiguos barcos pesqueros, Botter, y como se restauran y cuidan durante todo el año. Aunque la mayoría datan del siglo XVIII todavía están en funcionamiento y se pueden alquilar para hacer una excursión a vela (tripulación incluida).

Salmón ahumado en VeluviaVimos también como se ahumaba el salmón (que estaba delicioso, por cierto) de forma tradicional y como se trabajaba el hierro. El herrero se puede ver todos los viernes y cada sábado se ahúma salmón de forma tradicional al lado de su terraza. Además, en Veluvia puedes alquilar una barca para navegar por los alrededores de Harderwijk, una forma diferente de ver las cercanías de la ciudad. Justo al lado, se alza un antiguo molino de viento, De Hoop. En la planta baja encontrarás una tienda con productos regionales y algunos recuerdos de Holanda, pero lo mejor es ir subiendo sus escaleras (a cada piso un poco más inclinadas) para ver cómo se trabajaba el grano en un molino de viento tradicional.

Molino de viento en Harderwijk

Además, Harderwijk, cuenta con el parque de animales marinos más grande de Europa, el Dolfinarium. Esta es una visita imprescindible si viajas con niños. Aquí disfrutarán de impresionantes espectáculos con delfines, divertidos leones marinos y exhibiciones con otros animales acuáticos. También podréis pasear juntos por un túnel subacuático de 60 metros de largo y aprender más sobre la fauna marina. En este centro, además, se trata a animales enfermos o que necesitan cuidados.

Qué hacer en Harderwijk

  •  Un recorrido guiado por el centro histórico de la ciudad, con sus típicas casas holandesas. Salen cada mediodía de la oficina de turismo VVV (disponibles sólo en inglés y alemán para visitantes internacionales)
  • Visitar el museo de la ciudad, Stadsmuseum, para aprender sobre la rica historia de Harderwijk
  • Comer en una de las terrazas de Marktplein, con vistas al antiguo edificio del ayuntamiento
  • Reservar medio día para disfrutar en familia del Dolfinarium
  • Relajarte en el centro de wellness Zwaluwehoeve, uno de los centros de spa más populares de Holanda
  • Hacer una excursión al parque natural de Veluwe, a unos 10 minutos de Hardewijk, que cuenta conon áreas de dunas, bosque y riachuelos para ir en bici, hacer un poco de trekking, montar a caballo y alejarte de la vida urbana.

Cómo llegar a Harderwijk

Harderwijk cuenta con una parada de tren que tiene trenes cada media hora que cubren la ruta Utrecht – Amersfoort – Harderwijk – Zwolle. Lo mejor es sin duda llegar en coche. Desde el aeropuerto Schiphol son unos 45 minutos y desde Ámsterdam unos 40.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

4 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. MARI CARMEN dice:

    Hola Sonia, este verano vamos a Holanda en familia. Estoy tomando nota de todo. Está genial.
    Muchas gracias por tu tiempo, es de agradecer toda la información que recoges en el blog.
    De hecho, nos quedaremos unos días en el parque de bungalows que comentas junto a Harderwijk. Así que tomo nota de todo lo que aconsejas hacer y ver.

    Gracias otra vez, y un saludo.

  2. Siscu Fuster dice:

    Sonia, de nuevo un post auténtico e inspirador, la verdad es que sabes plasmar la esencia de lo que ves y visitas, tus posts hacen que uno sienta ganas de visitar los sitios a los que vas y nos describes, de Harderwijk te lo puedo decir yo pues he vivido más de 15 años y me la conozco como la palma de mi mano.
    Un cordial saludo,
    Siscu

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top