El sabor de Tailandia en mi paladar

Tailandia es el país donde nunca irás a  comer a un burguer para ahorrar dinero. Esto para mi una afirmación rotunda. No se si alguien tendrá otra razón de peso para asomar su nariz en un McDonalds o un Burger King pero para mi el dinero suele ser la única. Y no, en Tailandia no. No es solo que la comida local sea mucho más sabrosa que esa alternativa sino que además, la mayoría de veces, es más económica

He viajado a Asia sólo en un par de ocasiones pero mi percepción de la cocina asiática ha dado un giro de 180 grados en los últimos años. Cuando vivía en Barcelona (y era un poquito más joven que ahora) mi único encuentro, aunque yo lo llamaría desencuentro, con la comida asiática había sido en algún que otro restaurante “chino”. Carne de pollo con salsa agridulce, pan de gamba, arroz tres delicias, tallarines de aspecto dudoso… sabes a lo que me refiero ¿no? La questión es que a mucha gente les gusta y además los precios son económicos pero a mi simplemente nunca me gustó. No fue hasta que viajé a Indonesia que descubrí que la cocina en Asia tiene muchos sabores diferentes. Hoy en día se me hace la boca agua solo pensar en cocina tailandesa o de la India, japonesa, vietnamita… Mmmmmm

Pad thai

Hoy quiero hablar de la cocina tailandesa, esa que descubrí en algunos restaurantes de Ámsterdam antes de partir de viaje pero que realmente disfruté plenamente, por primera vez, en Bangkok.

El plato nacional de Tailandia es el Pad Thai,  sabroso y económico, se trata de unos fideos con verduras y carne y/o pescado (puedes probarlos con pollo, mi preferido, pero también con carne de ternera, gambas, etc.). Lo encontrarás en todas partes, desde un puesto de comida callejera hasta un restaurante  más refinado. No dejes de saborearlo, es una auténtica delicia. A mi, que no me gusta mucho el picante, me encantó la idea de que las especias más picantes las sirvan a parte, a gusto del consumidor.

Golosinas para los golosos

Aunque no me considero una persona especialmente aficionada a los dulces, he aprendido que suelen ser uno de los platos que más me fascinan cuando viajo. Me pasó en Bali con el Bubur Injin (pudín de arroz negro), esta vez en Tailandia sorprendieron con otros dulces tan ricos como las tostadas con crema de coco o el hielo raspado con leche condensada y siropes variados. Unas magníficas meriendas que no me esperaba para nada. En el sur también me aficioné al roti una especie de crêpe con Nutella, mermelada o fruta.

Roti con Nutella en Railay

En cuanto a la bebidas, sin duda mi preferida en las islas del sur fue el agua de coco joven, servida en el mismo coco y nada más que con una pajita para beberlo, 100% natural. En Bangkok, por supuesto probamos las cervezas nacionales como la Singha, que por cierto sirven en botellones de medio litro.

Platos para todos los gustos y bolsillos

No puedo recordar Tailandia sin pensar en su gastronomía pero es casi literalmente, lo primero que hueles al llegar a Bangkok es a comida. Comida callejera, tentempiés de fruta, pescado, noodles o arroz. Desde la famosa Khaosan road, donde puedes comer en un puesto callejero un Pad Thai o unos insectos fritos, hasta calles menos masificadas, donde los locales aprovechan una pausa en el camino para retomar fuerzas.

La zona de Khaosan road está atestada de restaurantes, tal vez no los mejores de la ciudad, pero sí una oferta muy variada entre la que puedes encontrar alguna buena opción para tu paladar. Y para los turistas con más bien poco paladar, todos los restaurantes de la zona ofrecen un menú alternativo a base de patatas fritas (comparables a las del McDonalds… cuando lo leí me quedé con la boca abierta, ¿es eso algo bueno?). Platos de pasta y pizza que, aunque seguramente sean congelados, satisfacen las demandas del guiri de sol, playa y fiesta.

Sopa con leche de coco

Los mejores platos (a parte de los dulces) que probé en Tailaindia fueron

  • Pad Thai (en casi cualquier sitio)
  • Sopa de leche de coco con verduras
  • Loempias, rollitos de primavera
  • Kropoek (chips de gamba) caseros con salsa dip
  • Curry suave de pollo y verduras

¿Y tu, tienes algún recuerdo especial de la gastronomía tailandesa? ¿He olvidado mencionar algún plato que merezca aparecer en lo mejorcito de Tailandia? Tal vez lo pueda apuntar en mi agenda para la próxima vez que visite este país (que sinceramente espero que la haya).

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

2 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. De entre las muchísimas cosas que tiene Tailandia, sin duda alguna su gastronomía tiene que estar entre las primeras dos razones para adorarle. Absolutamente está riquísimo todo. Me hiciste acordarme de lo fantástico que fue el estar allá.

    Saludos!

    • Sonia dice:

      La verdad que a mi también me encantó ¿se nota en el artículo no? Estoy recordando las comilonas que me pegué allí y ando casi babeando… jajaja

      Un abrazo,
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top