Gastronomía en Portugal

Solo he pasado un fin de semana en Portugal pero fue suficiente para tener un primer contacto con la gastronomía portuguesa. Los sabores de la cocina en Portugal son muy parecidos a la dieta mediterránea, con sabores dominados por el aceite de oliva y los productos de la mar. También en los sabores de la cocina portuguesa se notan la influencia gastronómica de algunas antiguas colonias de Asia, África y América y eso se nota en el uso de especias como el piri piri, la pimienta, canela, vainilla y azafrán.

Algunos de los productos más utilizados en la cocina portuguesa son el pan, que forma parte de muchas recetas como las las açordas y las migas à alentejana, y que se presenta en muchas variedades como el pão-com-chouriço, que tiene un chorizo en su interior, los folares típicos de Pascua o las bôlas, unos panes rellenos de carne picada.

Canela Café | Lunch

Feijoada por Everydaylifemodern

Como en otros países de dieta mediterránea, en Portugal se comen muchos embutidos, como el chorizo o el jamón, que lo conocen como presunto. Pero siendo un país que vive de cara al océano Atlántico lo que no puede faltar en su cocina son los platos de pescado. En Portugal se consume mucho pescado fresco, muchas veces simplemente cocinado a la brasa y aliñado con aceite. El pescado es sin duda uno de los platos estrella de Portugal, se come sepia, calamares, pulpo y mariscos… pero su especialidad es sin duda alguna el bacalao.

Se dice que en Portugal se cocina el bacalao, Bacalhau, de 365 maneras diferentes, una receta para cada día del año. Algunas de las variedades que se cocinan son el bacalao guisado, en forma de pastel o en buñuelos. A veces se acompaña con feijoada, un guiso de arroz y alubias negras muy típico también en Brasil.

Bacalao Ze do Pipo Recien Gratinado

Bacalao gratinado en Flickr por jlastras

En Portugal comerás como en casa, un menú de tres platos, con un entrante ligero que puede ser una ensalada o una sopa, un plato principal de carne o pescado y un postre dulce. La cocina portuguesa es rica en su variedad de sopas, calientes en invierno y refrescantes en verano como el gazpacho, que también forma parte de la gastronomía española. Otros platos que emparentan la cocina portuguesa con la española son las migas o el arroz con leche.

En la región de Alcacer, de la que forma parte Lisboa, se preparan unos dulces que tienen renombre internacional, los Pastéis de Bélem. Si visitas Lisboa pruébalos en una de sus cafeterías o cómpralos directamente en la antigua fábrica que se encuentra en el barrio de Bélem, muy cerca del Monasterio de los Jerónimos. Otros dulces típicos de Portugal son los dulces de naranja de Setúbal, el arroz con leche, las peras al vino y el bolo de natas o bolo de mel.

Pastéis de Belém - Lisboa, Portugal

Pastéis de Bélem en Flickr por gmaximo

Las feijoadas, o guisos de judías con carne de matanza se preparan en todo el país, mientras que hay otras especialidades que varían dependiendo de la región. Por ejemplo, en la zona de las Beiras son muy famosos los quesos que se producen, algunos con denominación de origen, mientras que en el sur abundan los platos de marisco y pescado.

En el terreno de las bebidas, Portugal tiene su propia producción de vinos. Aunque se producen en varias regiones, los únicos con renombre internacional son los vinos de Oporto y el Madeira.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

2 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Elena dice:

    Qué bueno todo… :) yo llevo tiempo queriendo hacer una entrada también sobre platos portugueses, a ver si un día me animo.

    ¡Ahora mismo me comería esos pasteles de nata!

    Saludos

    • Sonia dice:

      Hola Elena,

      La verdad es que tienes razón, la cocina portuguesa está buenísima, y los pastéis de Belem son de lo mejorcito!

      Un saludo,
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top