El mercado flotante de Amphawa

Cuando se habla de mercado flotante en Bangkok (o en las cercanías de la ciudad) todos pensamos en el famoso mercado de Damnoen Saduak. Aunque estoy segura que este mercado merece una visita, a veces estos lugares tan icónicos (y por ende muy muy turísticos) me producen urticaria… Así que, en esta ocasión decidí dejar este mercado de lado y, siguiendo los consejos de Mundo Nómada, nos fuimos al de Amphawa, un mercado flotante muy popular entre tailandeses.

Barco con cocina en Amphawa El mercado de Amphawa, a diferencia del de Damnoen Saduak , se puede ver solo los fines de semana así que si tu estancia en Bangkok no coincide con ello, no hay posibilidad de verlo. En mi caso, la fortuna me llevó a pasar el fin de semana en Bangkok y poder aprovechar el domingo por la tarde para visitar la localidad de Amphawa. Amphawa está situada a unos 80 kilómetros de Bangkok y su mercado aunque turístico atrae menos turistas occidentales que otros. Esa fue mi razón para visitarlo, evitar las masas de turistas y los souvenirs a cada paso. Aunque debo decir que Amphawa es una ciudad turística, así como lo es su mercado, no hay que dejarse engañar. En ambos lados del canal se alternan restaurantes con tiendas de recuerdos, y el mercado que se monta a la entrada de la ciudad está repleto de dulces y comida típica, aunque también algún que otro puesto de camisetas y recuerdos de la ciudad.

Canal en Amphawa

Barcos en Amphawa

El mercado, en el sentido más estricto de la palabra, no es flotante. Las barquitas que se amontonan a orillas del canal de Amphawa no venden frutas ni verduras… pero tampoco souvenirs, ¡son auténticos restaurantes flotantes! Y si en Bangkok ya me sorprendió la cantidad de puestos de comida que había en la calle, lo de Amphawa le daba cien vueltas, era un mercado de pequeñas barquitas donde se cocina de todo… pescado, fideos, tortitas, lo que quisieras. Nosotros llegamos a Amphawa a eso del mediodía, aunque el mejor momento para ver el mercado es por la tarde-noche, pues el calor no es tan agobiante y las luces que decoran cada tienda le dan al lugar un aire un poco navideño, pero con mucho encanto. Para hacer tiempo nos detuvimos en un pequeño centro de masajes al lado del canal. Por un masaje de reflexología podal de 45 minutos pagamos 150 bats… una auténtica gozada.

Río de Amphawa

Templo de Amphawa

Si llegas con tiempo, antes de que lleguen algunos grupos de turistas en tour, puedes subirte a un barco para recorrer el río. En los fines de semana, que suele haber más gente, se puede coger un barco compartido por 50 Bats por persona (eso hicimos nosotros) y que ofrece una hora de ruta por el río. Si te has decidido a visitar Amphawa fuera del fin de semana o prefieres tener más tiempo para disfrutar del río y sus alrededores puedes contratar una ruta de 2 o 3 horas, en un barco privado, aunque claro, el precio sube exponencialmente. Lo mejor es coger el barco a media tarde, de forma que a la vuelta y a esté anocheciendo y a la llegada en centro de la ciudad te reciban las luces tintineantes de los puestos de comida y comercios que asoman sus narices al canal, una hora ideal para que tus papilas gustativas se despierten al aroma de los platos que se cocinan en las pequeñas barcas.

Mercado flotante de Amphawa

Cómo llegar a Amphawa

Como a todos los mercados flotantes puedes llegar a Amphawa en una excursión organizada, es seguro no te llevará ningún trabajo organizarlo aunque pagarás mucho más y perderás la posibilidad de visitar el mercado a tu ritmo. Una forma rápida de llegar en en furgoneta. Nosotros lo hicimos así. Las furgonetas, con aire acondicionado y muy modernas, salen desde Bangkok varias veces al día.  Nos fuimos sin horario planificado hacia el Victory Monument de Bangkok, donde paran todas estas furgonetas, aunque luego no conseguíamos encontrar ni un solo cartel en inglés… menos mal que después de preguntar un par de veces a otras furgonetas y a un señor de información conseguimos encontrarlas. Para los que se decidan a coger una minvan, tened en cuenta que están al lado de la estación de Skytrain y hay un pequeño parapeto donde venden los billetes y donde sí pudimos leer los nombres de los destinos en inglés.

Los más atrevidos pueden seguir las recomendaciones de la guía de Lonely Planet, coger el transporte público en Bangkok hacia la estación de trenes de Wong Wian Yai. Allí subirse a un tren con destino a Samut Sakhon, para más adelante bajarse en Mae Klong, donde se puede ver el famoso mercado sobre las vías del tren, y finalmente coger un tuk tuk o subirse a la parte trasera de una camioneta para llegar hasta Amphawa (nota: las minivan también paran en Mae Klong).

Si quieres hacer una parada en tu ruta hacia Amphawa para visitar Mae Klong, el mercado sobre las vías del tren, hay que comprar el billete con este destino en el Victory Monument de Bangkok, la furgo entonces parará para bajes en este pequeño enclave de mercado. Puedes dar un paseo tranquilamente por el mercado y (con un poco de suerte o calculando bien los horarios) ver pasar el tren por el mercado. Luego, a la vuelta de la esquina encontrarás un servicio de camionetas de transporte público. Si les preguntas te indicarán cual de ellas llega a Amphawa.

De vuelta de Amphawa hacia Bangkok puedes subirte en otra furgoneta, la parada está justo atravesando el puente principal de Amphawa (no el peatonal sino el que tiene carretera, separados por tan sólo unos metros), que no tiene pérdida. Querrás atravesarlo al atardecer para tener una vista del mercado iluminado, con sus barquitos meciéndose en el agua y el agetreo de sus gentes ya difuminándose en la noche.

Relatos de otros viajeros  #postamigo

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

7 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

Sitios web que enlazan a este artículo

  1. El mercado Chatuchak de Bangkok - En el Camino con Moonflower-Blog de Viajes | 1 diciembre, 2012
  1. Marta A. dice:

    Le cogisteis el gusto a eso de viajar en furgoneta eh!! jejeje.
    Menuda pasada de lugar! Me encanta eso de los restaurantes flotantes, jejeje. ¿Se come en las barcas o solo cocinan ahí?
    Un abrazo!!

    • Sonia dice:

      Hola Marta,

      La verdad que las furgonetas eran muy cómodas y mas baratas que los tours organizados… y poder organizarte a tu manera y con tus horarios, no tiene precio. En las barquitas (que eran bastante pequeñas) se cocinaba, la mayor parte de la gente comía luego en las orillas del canal. Había mesas y algunos restaurantes que que también tenían barcas desde las que se cocinaba… Se podían alquilar barcos para hacer recorridos por el mercado y por el río así que seguramente también podías parar a comprar comida aunque nosotros no lo hicimos así.

      Un abrazo fuerte!
      Sonia.

  2. Vengaaaa más leña, ahora tengo más ganas de volver a Bangkok. Parece que me perdí demasiadas cosas! :(

    • Sonia dice:

      Hola Marcos,
      Gracias por el comentario!! La verdad es que seguro que es imposible verlo todo en una vez, a mi me quedó mucho por ver pero así tenemos excusa para planear otro viaje… :)

      Un saludo,
      Sonia.

  3. Una de las visitas imprescindibles que estarán en mi lista cuando vaya por allí y como dices, más vale madrugar y estar allí a tiempo, antes de que se plague de turistas :D

    Saludotes!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top