Dormir en un palacio… Pałac Wojanów

En la provincia de Baja Silesia, en Polonia, hay muchos castillos y palacios rehabilitados y abiertos ahora como hoteles. Es todo un lujo alojarse en uno de ellos, en medio de la naturaleza, y viajar por unos días en el tiempo. Durante mi reciente viaje relámpago a Polonia tuve la suerte alojarme en uno de los palacios más bonitos de esta zona, el encantador hotel del Palacio Wojanów.

Pałac Wojanów, Polonia

Desde la ciudad de Jelenia Góra, hay muchos carteles que te indican el camino para llegar al palacio, aunque las carreteras que te llevan hacia el están un poco descuidadas y pueden hacerte dudar de la credibilidad de las fabulosas fotos en la página web del Pałac Wojanów. Pero no hay nada que temer, al coger la última curva ya se puede entrever el recinto del palacio… Lo nuestro fue amor a primera vista.

Aunque el clima no acompañaba cuando llegue al Pałac Wojanów, nada le hace sombra a este precioso hotel palaciego. En nuestro caso, por un descuido o un error de cálculo, la habitación, que debía ser en uno de los edificios “secundarios” del recinto, no estaba disponible así que, ¡oh, horror! ;P, tuvimos que alojarnos en el edificio principal del palacio.

Hotel en Jelenia Góra

Cama en el Palacio Wojanow, Polonia

En su contra solo puedo decir solamente que no hay ascensor. Este palacio data del siglo XIII-XIV está ampliamente restaurado y cuidado hasta el último detalle pero quienes se alojen en el edificio principal deben tener en cuenta que no hay ascensor (como no lo había en el momento en que se construyó el palacio). Nosotros teníamos una habitación en la cuarta planta, con una salita en una de las pequeñas torres del palacio y unas vistas envidiables del jardín, pero cada vez que había que subir y baja… eso, a pata.

El palacio cuenta con una zona de SPA (de la que por falta de tiempo no pude disfrutar) con 2 saunas, jacuzzi, solárium, dos salones de belleza y piscina cubierta. También cuentan con dos pistas de tenis, un bar, dos restaurantes y una zona de juego para niños, además de siete salas de convenciones.

Detalle del baño del hotel

baño en el Palacio Wojanow

El palacio, aunque es mencionado por primera vez en escritos del siglo XIII, sufrió a lo largo de la historia alteraciones y reconstrucciones, la última en 1667. Desde el siglo XVIII el palacio cambio de propietario varias veces, pero ya en el siglo XIX fue Frederick Wilhelm III quien lo adquirió, ofreciéndolo como regalo de bodas a su hija Louise y el príncipe Frederico Oranje-Nassau de Holanda. Y ¿qué mejor lugar para que mi amiga, de origen polaco, celebrara su boda con su novio holandés?

Pero siguiendo con la historia de este palacio, y después de haber pasado por muchas manos, varios cambios estilísticos por el camino, guerras y catástrofes naturales, el palacio fue finalmente reconstruido en 2004 para poder acoger ahora bodas y eventos corporativos, así como viajeros en búsqueda de tranquilidad.

Y la verdad sea dicha, tanto el palacio, con sus aposentos tradicionales, como los jardines históricos la zona de SPA y los restaurantes del hotel hacen de la estancia en Pałac Wojanów, un viaje inolvidable.

Habitación en Pałac Wojanów, Polonia

Dirección: Wojanów 9, 58-508 Jelenia Góra

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

4 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Vero4travel dice:

    Precioso el lugar, yo he tenido la oportunidad de dormir en palacios, pero he de reconocer que ninguno en el norte de Europa, las habitaciones son increíbles.

    Polonia, un gran país , y a un precio más que asequible.

    Por cierto, gran error ese de estar en el edificio principal verdad? :)

    Jesús Martínez
    Vero4travel

    • Sonia dice:

      Hola Jesús,

      La verdad es que conozco poquito de Polonia pero me quedé con muchas ganas de volver… y además como comentas es bastante asequible, me sorprendieron gratamente los precios! :)

      Si, si… fue fantástico cuando me llamaron para comentar lo del error… deberían pasa más a menudo ese tipo de “errores”! jejeje

      Un saludo,
      Sonia.

  2. Arol dice:

    La cama tiene una pinta de duriiiiisima :P

    • Sonia dice:

      jajajjaja. La verdad es que cuando la llegué a la habitación pensé lo mismo… y además era súper bajita… pero al final (no se si será por el cansancio) ¡me pareció súper cómoda! :D

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top