Dentro de un Palacio Real, Ámsterdam

El Palacio Real, o antiguo ayuntamiento de Ámsterdam preside la plaza Dam uno de los lugares más visitados de la capital holandesa, donde se dan cita artistas callejeros con carruajes de época, carritos de salchichas y refrescos, eventos de voley playa y ferias con todo tipo de atracciones.

El palacio real, edificio del antiguo ayuntamiento de Ámsterdam fue construido en el año 1648 ya que el edificio anterior había quedado pequeño y no representaba la grandeza de Ámsterdam, que en esa época vivía en su edad de oro. El diseño fue del arquitecto Jacob van Campen, que lo esculpió en líneas de estilo clásico, donde reina la simetría y las ornamentaciones, que bien podrían ser dignas de un templo romano.

Burgzaal, sala de los ciudadanos, en el Ayuntamiento de Ámsterdam

La sala principal del edificio, a mi parecer la más bonita de todas, es la Burgerzaal y era de acceso público. Asi que os podéis imaginar lo concurrida que debía ser esta estancia en los otoños, veranos, primaveras e inviernos tan lluviosos de Holanda… Se trata de una impresionante sala decorada con mármol, que ocupa unos 34 metros de alto por otros tantos de ancho. Luego, había otras estancias privadas para los juicios y las diferentes secretarías. Hasta ese momento el palacio no era sede de la realeza, sino la casa del pueblo, un ayuntamiento.

Fue más adelante, en 1808, cuando el hermano de Napoleón, Luis Napoleón, se declaró rey de Holanda e hizo de este ayuntamiento su palacio real. Construyendo habitaciones adicionales y decorando las estancias con un estilo palaciego, convirtió el ayuntamiento de Ámsterdam en el palacio que hoy conocemos. Hoy en día, el palacio está abierto a diario para visitas pero también acoge algunos eventos de la familia real así como entregas de premio y recepciones.

Palacio Real de Ámsterdam

Por su tamaño, proporciones y decoración, la sala principal, conocida también como Burgerzaal o sala de los ciudadanos, es la más interesante del palacio y en sus alrededores se pueden ver exposiciones que van cambiando a lo largo del año. La visita guiada (con audio guía) empieza con un vídeo que te explica la historia del palacio y las diferentes salas que puedes ver en él. Una vez visto el vídeo subes por las escaleras hacia la sala principal, donde se pueden ver las constelaciones y el mundo en el suelo, figuras talladas en las paredes y lámparas de araña que cuelgan de un techo de casi 27 metros de alto.

Estancia en el Palacio Real de Ámsterdam

Horarios y precios de la visita

El Palacio Real de Ámsterdam está abierto a diario (con excepción de los eventos reales) entre las 11:00 y las 17:00. La entrada por adulto es de 7,5 euros y 3,75 euros los menores de 18 años. Con la entrada puedes coger un audioguía (siempre que estén disponibles) que te irá contando la historia de cada sala del palacio. Hay audioguía en holandés, inglés, francés, italiano y español. También hay audio guías especiales para niños.

Cómo llegar al Palacio Real de Ámsterdam

El Palacio Real de Ámsterdam está situado en la plaza Dam así que llegar a él no tiene pérdida. Se encuentra a unos metros de la estación central de trenes y en ella tienen parada varios tranvías 4, 9, 16, 24 y 25.

Para saber más sobre el Palacio real puedes visitar la página Web oficial del Palacio Real (solo disponible en inglés y holandés)

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

9 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Yo soy también uno de los que ha pasado varias veces por ahí y no le ha dado todavía por entrar. Lo tendré en cuenta para la próxima vez.

    Por cierto te he dejado un Liebster, http://www.elcoleccionistadeciudades.com/2012/10/premios-liebster.html

    Saludos!

  2. Cuando estuvieron hace unos meses unos amigos por Amsterdam y me dijeron que no entraron al palacio por el precio, casi me replanteo su amistad… XD

    Precioso y desde luego que en muchos casos la gente no asocia la ciudad, con este tipo de palacios.

    Saludos!!

    • Sonia dice:

      jejeje, la verdad es que no culpo a tus amigos… el Palacio Real no es el mayor atractivo turístico de Amsterdam y, como bien dices, no te imaginas este tipo de palacio en la ciudad. A mi me ha llevado varios años de vivir en esta ciudad antes de decidirme a visitarlo… :)

  3. Vero4travel dice:

    No tenía ni idea que en Amsterdam existiese este tipo de palacios.

    Me lo apunto para mi futura visita (espero que sea pronto).

    un saludo,
    Jesús Martínez
    Vero4travel

  4. Paquito dice:

    Esta me la apunto y al coleto que va (extraño haber pasado setenta mil veces por delante del mismo y, por pura pereza, no haber pensado en visitarlo :-)).

    Ahora sí que no tengo excusa :-))

    Un abrazo,

    Paquito.

    • Sonia dice:

      Gracias por los comentarios! La verdad es que aunque no es muy grande es bonito de ver y si te pilla un día de mal tiempo todavía mejor excusa para resguardarse de la lluvia. :)

  5. xipo dice:

    Que buena pinta tiene el palacio!! Yo cuando anduve por allí me lo perdí, así que para la próxima vez que pise Amsterdam no tengo excusa!!

    Saludetes!!

    • Sonia dice:

      La verdad es que yo he tardado tres años en visitarlo y al final merecía mucho la pena, me sorprendió gratamente así que te lo recomiendo para la próxima visita a Amsterdam :)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top