Dean Village, un secreto en Edimburgo

Hace ya algún tiempo que viajé a Edimburgo y por alguna razón se me quedaron en el tintero una serie de artículos que por A o por B nunca había encontraro el momento de escribir. Tal vez porque en este momento retrospectivo que es el de recordar y revivir el viaje sentía que me llenaría de pena el alma saber que pasaron tan rápidos esos cuatro días en Edimburgo.

Uno de los rincones que descubrí en Edimburgo y que no hubiera conocido si no hubiera sido por la recomendación de nuestra simpática guía de Edimburgo, en el tour Fundamental que hicimos con Edina Tours, nunca lo habría conocido. Pero María, que vive en Edimburgo desde hace tiempo, nos recomendó un paseo hasta Dean Village para verle otra cara a la ciduad.

vista-dean-village

Conforme me acercaba a Dean Village sentía que dejaba atrás la Edimburgo que había visto en todas las postales para conocer un rincón lleno de tranquilidad, que parecía habernos alejado de la ciudad, aunque en realidad estaba sólo a unos minutos de Prices Street.

Ropa tendida, macetas con flores de vivos colores, calles adoquinadas, el murmullo el agua… estos son los recuerdos que me llevé de Dean Village, como un pequeño enclave independiente a distancia a pie del centro de Edimburgo, un barrio con carácter propio surcado por las aguas del rio Leith.

Ropa tendida en Dean Villageac

En el pasado, Dean Village, fue un pueblo independiente y se conocia como Water of Leith Village por la cantidad de molinos de agua que había en la zona. Se dice que llegó a tener 11 molinos activos. Cuando se desarrollaron nuevos molinos, con teconología más moderna, Dean Village’s perdió buena parte de su fuerza comercial y cayó en el olvido. Se conviriító en un barrio pobre y poco deseable a mitad de los años 1960. Sin embargo, como pasa en las mejores ciudades, pronto vio del potencial de este rincón tranquilo cerca del centro de Edimburgo y, ahora completamente restaurado, el barrio es una zona residencial muy popular.

flores-dean-village

Si visitas Dean Village te encontrarás con un encantador barrio, que todavía conserva su carácter de pueblo independiente. A parte de dar un pequeño paseo por el núcleo histórico, lo mejor es recorrer el camino que discurre a orillas de las aguas de Leith, un camino bien señalizado en el que  te encontrarás gente corriendo, paseando perros o simplemente disfrutando de la naturaleza a 10 minutos del centro de Edimburgo.

paseo-leith

Puedes leer más sobre este rincón en el blog de +edimburgo

 

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+1Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

1 comentario

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Marta A. dice:

    Pero qué barrio más chulo! Bastante diferente a lo que se ve por el centro de la ciudad. ¡¡Me gusta mucho!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top