Chocolate belga, viajes con sabor

Si eres de los que viajan con el paladar, Bélgica te encantará. En el plano gastronómico Bélgica destaca por dos cosas, su chocolate y sus cervezas. Ambos se preparan con esmero y el país te ofrece una amplia variedad de sabores. ¡Hoy toca chocolate!

Historia del Chocolate

Los orígenes del chocolate se remontan a los primeros años después del descubrimiento de América por parte de los europeos. Cuando Colón llegó a América, los americanos que vivían allí ya conocían el cacao. Eran los  aztecas quienes más lo utilizaban y consideraban el cacao como algo muy preciado, que se utilizaba como moneda de cambio.

Por aquel entonces, cuando se comía, el chocolate era muy amargo y normalmente en forma de bebida. Fueron los europeos quienes lo exportaron a Viejo Continente y le añadieron el azúcar, convirtiendo el chocolate en lo que ahora conocemos, una dulce tentación…

Chocolate en Bélgica

Con el tiempo cada país elaboró sus propias recetas para el chocolate y algunos lo hicieron con mucha fortuna, como por ejemplo los belgas que consiguieron popularizar al máximo sus chocolates, seleccionando siempre el mejor cacao e ingredientes.

Esta tradición del chocolate belga ha llegado hasta nuestros días haciendo de Bélgica un punto de referencia para los amantes del chocolate, con especialidades tan destacables como el praliné, o almentras envueltas con chocolate.

Chocolate belga

Chocolate belga

El chocolate belga es casi un pieza de joyería, un regalo perfecto al paladar. Paseando por las calles más céntricas de ciudades como Bruselas, Amberes o Brujas, no podrás dejar pasar la tentación de entrar en una de sus tiendas de bombones donde pordrás disfrutar de una selección única para todos los gustos y hacerte con el mejor regalo para tu familia y para tu paladar, ¡por supuesto!

Dónde comprar chocolate belga

Si no tienes la suerte de viajar a Bélgica, podrás disfrutar de sus chocolates comprándolos por internet, en páginas Web como Avilas Marketing, o en tiendas especializadas. Algunas de las marcas más famosas de chocolates belgas como Leónidas, Callebaut o Cote D’Or también se pueden encontrar en otras ciudades del mundo.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top