Casa Amatller, Modernismo en Barcelona

Fue en 1898 cuando el industrial del chocolate Antoni Amatller compró una finca en el número 101 de Paseo de Gracia (ahora el número 41) en Barcelona. La vivienda original estaba diseñada en el estilo de la época, siguiendo el plan de Cerdà para el Eixample barcelonés. Era una casa de cuatro pisos y con una fachada de estilo clásico simétrico. Antoni Amatller encargó la remodelación del edificio al arquitecto Josep Puig i Cadafalch, quien lo convirtió en uno de los referentes del modernismo en Barcelona. Ahora Casa Amatller forma parte la conocida manzana de la discordia, junto con los famosos edificios modernistas de Casa Batlló y Casa Lleó y Morera, que también están abiertos al público.

Fachada de Casa Amatller

Fachada de Casa Amatller

En este proyecto de reforma de Casa Amatller se creó una nueva fachada para el edificio, que mezcla elementos del gótico catalán y flamenco (con un acabado escalonado que recuerda las casas del norte de Bélgica y Países Bajos), se reestructuró y redecoró tanto la planta baja así como la planta principal del edificio y se incorporó un ascensor eléctrico para el resto de pisos.

En época de Antoni Ametller, la planta baja era el lugar donde se estacionaba su vehículo, donde se cocinaba y donde dormía el personal de casa. En la planta principal vivían padre e hija y los otros pisos del edificio estaban destinados a pisos de alquiler.

Casa Amatller ha estado muchos años cerrada al público y sólo después de una intensa labor de restauración ha reabierto sus puertas en 2015 como casa-museo. La visita te llevará a la planta principal del edificio, donde vivía Antoni Ametller con su hija, que todavía conserva la mayor parte de su mobiliario original y decoración, y te hará revivir el esplendor de Barcelona en 1900.

Comedor en Casa Amatller

Comedor en Casa Amatller

Detalles del comedor en Casa Amatller

Detalles del comedor en Casa Amatller

Ahora, acompañado de un guía, subirás hasta la planta principal, donde te recibe la luz tenue que iluminaba las estancias antaño, con lámparas y ventanas de cristales tintados, suelos de mosaico y techos con ornamentadas vigas. La primera estancia que visitamos, al fondo, es el comedor principal, con impresionantes dinteles en cada puerta y una impresionante chimenea de hierro forjado, suelos de mármol y unos ventanales que daban al antiguo jardín de la casa.

Desde aquí pasamos a visitar la sala de la música, decorada con antiguos instrumentos y donde todavía parecen emanar las notas de otra época. En una salita contigua está el montaplatos, que se utilizaba para subir los platos de la cocina antes de servirlos a los invitados, que aguardaban en el comedor principal.

Si continuamos la visita llegaremos a los aposentos de la familia Amatller, con vistas a Paseo de Gracia, tanto la sala de costura de la hija como su habitación y cambiador, como el salón del padre, su dormitorio, cambiador y baño. La visita concluye en el despacho de Antoni Amatller, en el centro de la casa y frente al patio de luces. Aquí leía, enviaba cartas y se preparaba para sus viajes por toda Europa y el norte de África.

Despacho de Casa Amatller

Despacho de Casa Amatller

A parte de ser un maestro del negocio del chocolate, Antoni Amatller era un gran aficionado a la fotografía que dejó un amplio testimonio de cómo tenía su hogar decorado en 1900 y que que ha permitido que hoy en día podamos revivir su casa como era hace más de un siglo.

Para acabar la visita, en la planta principal podrás catar los chocolates Amatller que todavía se producen hoy en día, de sabores intensos (hasta 85% de puro cacao) o más suaves, con frutos secos y frutos rojos, con licores y almendras… o si lo prefieres, puedes pedirte un chocolate a la taza en la cafetería Faborit, en Casa Amatller. En la planta baja también se conserva el antiguo monta cargas y la cocina.

Cafetería en Casa Amatller

Cafetería en Casa Amatller

Chocolate a la taza Amatller

Chocolate a la taza Amatller

Cómo llegar a Casa Amatller

Dirección: Passeig de Gràcia, 41, Barcelona

Casa Amatller se encuentra en el centro de Barcelona, en pleno Paseo de Gracia. Puedes llegar desde otras zonas de Barcelona en metro ya que tiene parada aquí las líneas, 2 (lila), 3 (verde) y 4 (amarilla) de metro, además de los autobuses 7, 22, 24 y V15. Si eres de los que prefieren la comodidad del Bus Turísic también podrás visitar Casa Ametller, simplemente baja en la parada de Casa Batlló.

Horarios y precios de la visita

Casa Amatller está abierta de lunes a domingo desde las 11:00 de la mañana a las 19:00 de la tarde. Su cafetería y tienda de chocolate, en la planta baja, abre con un horario más extendido.

Los únicos días que cierra sus puertas Casa Amatller son el 25 de diciembre, el 1 y el 6 de enero.

Todas las visitas a la casa son guiadas, duran aproximadamente una hora y te llevarán por las estancias del piso principal. En la página Web de la fundación Casa Amatller podrás ver sus horarios.

La visita cuesta 15 euros por adulto, los niños de 6 a 12 años pagan la mitad. Las entradas se pueden comprar en el mismo vestíbulo (yo visité la casa en julio de 2015 y no había nada de cola ya que los turistas se amontonan en la vecina Casa Batlló) o bien por internet. Hay descuentos para estudiantes y personas mayores.

Además, si eres residente en Barcelona puedes beneficiarte de un descuento del 50% en el precio de la entrada gracias a la ruta modernista impulsada por el ayuntamiento. Un descuento del 50% en muchos edificios modernistas, incluyendo Casa Amatller.

Fachada e interior de Casa Amatller

Fachada e interior de Casa Amatller

Las normas de la casa

  • No se puede visitar Casa Amatller en tacones de aguja y hay que cubrirse los zapatos (te darán unas bonitas bolsas de plástico) para evitar desperfectos en los suelos originales.
  • No se puede entrar con mochilas, paraguas ni objeto alguno que pueda dañar la decoración o el mobiliario de la casa. En Casa Ametller disponen de un garda-ropa para que guardes estos objetos durante la visita.
  • Se pueden sacar fotos del interior de la casa pero no se permite utilizar flash ni los palos de “selfie”
Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags: ,

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

1 comentario

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Mario dice:

    Barcelona tiene verdaderas obras de arte en cada calle. Muchas gracias por compartir estos ejemplos de lugares que hay que visitar en cualquier viaje a Barcelona que se realice. Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top