Navegando los canales de Bangkok

Bangkok tiene muchas caras, unas mundialmente conocidas, otras menos. Por una parte, esta ciudad es la capital de los mochileros, con su famosa Khaosan road, por otra esconde tesoros cargados de historia en sus templos, mientras que florecen los barrios modernos, de grandes empresas y rascacielos imposibles. Y en una de esas caras de Bangkok permanece la vida alrededor de los canales, conocidos aquí como khlongs.

En barco por los canales de Bangkok

Viviendo en una ciudad como Ámsterdam, donde los canales están a la orden del día, viajar casi a las anípodas para encontrarte con otra, no deja de ser curioso. Los canales de Bangkok  solían formar parte de la vida diaria de la antigua capital tailandesa, era a través de ellos que se vertebrada el tráfico y las comunicaciones en la ciudad al igual que se llevaban acabo en ellos las actividades comerciales y el día a día de los ciudadanos de Bangkok.

Con el tiempo, muchos de los pequeños canales que discurrían por la ciudad han sido asfaltados y reconvertidos en calles aunque todavía quedan algunos en la zona oeste del  río Chao Praya. Hoy en día algunos de los principales canales (un par) tienen servicio de transporte público regular, los puedes recorrer con el servicio de transporte metropolitano,  con los Khlong Boats. El billete se compra en el mismo bote y te cuesta entre 10 y 20 Baht. En este mapa puedes ver los puntos donde se puede coger el barco.

Si quieres navegar por el famoso río Chao Praya, puedes subirte a un ferry del Chao Praya Express por no más de unos 30 baht por un ferry local y un poco más por subirte en el barco turístico. Consulta los precios de antemano y sabrás hasta cuando puedes regatear.

Guirnaldas en long boats de Bangkok

Los canales secundarios se pueden visitar sólo con una excursión privada. Aunque pagarás más, hacer una excursión por los canales de Bangkok es una experiencia irrepetible. Durante una hora (o dos) navegarás por canales menos transitados y podrás echar un vistazo a las vidas de aquellos que todavía viven asomados a los khlongs, con sus casas flotantes de madera, con la ropa tendida al sol. Si tu presupuesto es ajustado, lo mejor es hacer un recorrido en transporte público pero si no te importa gastar algo más puedes hacer este recorrido en barco privado. Te van a pedir unos 1500 baht, a partir de ahí entra en juego tu arte de regateo. Estos barcos los puedes alquilar en cualquiera de los embarcaderos que hay a lo largo del río Chao Praya.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest5Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

4 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

  1. Edu y Eri dice:

    Tiene que ser una pasada. Desde luego, ya va tocando conocer Bangkok! :)

    • Sonia dice:

      La verdad que Bangkok es una ciudad muy especial, que a veces agobia pero otras enamora… Y Tailandia es un país (para mí) 100% recomendable.

      Un abrazo!
      Sonia.

  2. M.C. dice:

    Visitar los klongs es una de las cosas que hay que hacer cuando se va a Bangkok. Nosotros hicimos un recorrido privado. No estuvo mal… Aunque el precio lo vi un poco excesivo.
    Saludos

    • Sonia dice:

      La verdad que es algo muy turístico aunque bien recomendable. A mi me gustó estar en los canales de Bangkok, y por lo menos los barquitos turísticos no son tan grandes como la mayoría de barcas que hacen el tour por los de Ámsterdam! jajajaja

      Un saludo,
      sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top