Ayutthaya, la ciudad en ruinas

En mi reciente viaje a Tailandia tenía mucho por ver, poco tiempo, y ninguna prisa. A diferencia de muchos otros destinos,  a los que he llegado con una lista de lugares para visitar, llegué a Bangkok tan sólo con los relatos que había leído de otros viajeros, sus palabras retumbaban en mis oídos pero había decidido que mis pies no siguieran ninguna ruta marcada. Quería que la ciudad, y el país me sorprendieran, no llegar acompañada de altas expectativas y mucha prisa, sino dejar que los días fluyeran aunque eso significara dejar cosas pendientes para un futuro viaje.

Pero por mucho que no quisiera mi viaje tenía un cierto orden y planificación (sino no seria yo quien organizara el viaje). Los hoteles estaban atados, así como los destinos principales. Y de las posibles excursiones desde Bangkok, pues tenía una en mente que no quería dejar pasar, era la visita a la antigua capital del Siam, Ayutthaya.

Ruinas en Ayutthaya

¿Como lo haríamos? No lo sabía, pero lo que tenía claro es que de una forma u otra quería visitar las ruinas de esta fascinante ciudad. Caminar entre budas decapitados y ver los despojos de una ciudad que siglos atrás fuera esplendorosa, llegando a ser, según dicen las malas lenguas, una de las mayores ciudades del mundo en la época, un importante centro religioso, económico y político.

Cabeza de buda en Ayutthaya

Ayutthaya fue capital de Tailandia entre 1350 y 1767. Su reinado terminó de forma drástica cuando la ciudad fue completamente destruida por el ejército de birmano, a quien se acusa de haber raptado a la mayor parte de la familia real y a 90.000 personas más.  Al paso de este gran saqueo, quedaron en Ayutthaya solo las sombras de lo que había  sido una importante capital, un complejo de ruinas que en 1991 pasó a formar parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Cómo llegar a Ayutthaya

Ayutthaya está situada a unos 80 kilómetros al norte de Bangkok así que es bastante habitual visitar esta ciudad en una excursión de un día desde la actual capital de Tailandia. Hay varias opciones para llegar a Ayutthaya. Desde Bangkok muchas agencias organizan excursiones de un día desde Bangkok para ver las ruinas de Ayutthaya. Estas excursiones suelen incluir alguna parada fuera de la ciudad y uno de los trayectos es en barco por el río. Es una forma bonita de hacer el recorrido aunque los precios son bastante caros. A mi, la verdad que no me acabó de convencer (además ya habíamos recorrido el Chao Praya en barco el día anterior, por los canales en barca y en ferri para cruzar el río).

Parque histórico de Ayutthaya

La segunda opción y la ganadora de nuestro viaje fue ir a Ayutthaya en furgoneta. Salen varias furgonetas al día desde el Victory Monument de Bangkok y como ya era el segundo día que andábamos por allí buscando las furgonetas blancas nos costó poco encontrar el lugar donde comprar el billete. Además, la gente que nos vendió los billetes fueron muy atentos en mostrarnos la furgo que teníamos que tomar (menos mal que sino, con tanta furgoneta  seguro que me subo a la que no es… ¡y más con los destinos escritos en tailandés!).  Ir en furgoneta significa que el precio del viaje pasa de unos 60 euros a unos 4 euros ida y vuelta. Nada mal, ¿eh?

Otra opción es ir en tren. Aunque los trenes son mas lentos (tardan un poco más de dos  horas mientras que en furgoneta creo que no llegó a hora y media) tienen también su parte romántica. Hay quien asegura tener debilidad por los viajes en tren, esta es una opotunidad que no querrán dejar escapar. Los precios, todavía más económicos que la furgoneta.

Desde la terminal norte de autobuses de Bangkok parten cada 20 minutos autobuses directos a Ayutthaya por 50 Bat. El trayecto dura unas dos horas y es bastante económico. Alrededor de un euro por trayecto (50 Bats)

Finalmente, también se puede reservar transporte privado para ir a Ayutthaya. De esta forma tienes control total sobre los horarios y puedes hacer la visita a tu ritmo, aunque tienes que tener en cuenta que necesitarás un presupuesto más elevado.

Qué ver y hacer en Ayutthaya

Ten en cuenta que las ruinas y los templos que se pueden visitar en Ayutthaya están un poco alejados unos de otros. Para visitarlos, mucha gente alquila una bici en alguno de los hoteles en Ayutthaya (cuesta unos 40 Bat). Pero si no te gusta darle al pedal o no quieres sudar la gota gorda, también puedes alquilar una moto o bien negociar el precio con un túk-túk. Hay muchos que ofrecen sus servicios cerca de la estación de trenes o parada de furgonetas. Nosotros, como llegamos a eso del mediodía y queríamos tener tiempo de visitar las ruinas bien nos decantamos por la opción del túk-túk, nos salió a 400 Bat, dos horas (que creo es un precio bastante estándar).

Buda sin cabeza en Ayutthaya

A parte de visitar las ruinas en bici, moto o túk-túk también puedes hacer un recorrido en barco por Ayutthaya. Y es que aunque no lo parezca el parque histórico de Ayutthaya se encuentra en una isla. En realidad, una isla que nace de la intersección de tres ríos. Con suficiente tiempo se puede visitar un mercado flotante o hacer un paseo a lomos de un elefante.

Ayúdame a difundir... Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest1Share on LinkedIn0Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

9 comentarios

Trackback  •  RSS de comentarios

Sitios web que enlazan a este artículo

  1. Bitacoras.com | 4 diciembre, 2012
  1. Marta A. dice:

    Qué chulada de lugar!! Y menuda diferencia de precio de 60€ a 4€!!
    Por cierto, me encanta el lavado de cara del blog!! Te ha quedado muy bonito: elegante, sencillo, ¡¡es perfecto!! Enhorabuena Sonia!!! Un beso!

    • Sonia dice:

      Hola Marta!

      Muchas gracias por el comentario! La verdad que Ayutthaya es un lugar precioso… me alegro que te guste el lavado de cara al blog! Me animan mucho los comentarios tan positivos de otros bloguers! :)

      Un beso y ya que estamos, felices fiestas! :))

  2. Javier dice:

    Aún recuerdo este lugar, una auténtica joya :)

  3. Sin duda alguna un imprescindible de Tailandia y una auténtica maravilla de lugar. Estupendas fotos :D

  4. Elena dice:

    Yo fui en tren pero reconozco que me pierden los trenes, recuerdo que a la vuelta iba tan lleno de gente que volvía desde el norte que fuimos sentados en el pasillo. Sin duda, una visita obligatoria si estás en Bangkok para conocer un poco la historia del país.

    • Sonia dice:

      Hola Elena,

      Gracias por pasarte por el blog!! La verdad es que yo estaba tentada de coger el tren pero al final nos decidimos por ir en furgoneta… hay que reconocer que son cómodas y bastante rápidas. :)

      Un saludo,
      Sonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top