Schiphol, diversión en el aeropuerto

Cuando llegues a Holanda probablemente lo hagas aterrizando en el aeropuerto de Schiphol, a unos 20 minutos de Ámsterdam. Este aeropuerto no es tan solo el principal punto de llegada al país, es también un gran centro comercial y de ocio.

Aterrizan en Schiphol aviones con destino a más de 200 ciudades del mundo y operan en este aeropuerto compañías aéreas como Transavia, Vueling, Iberia, KLM, British Airlines, Easy Jet, Malasya Airlines, Delta, etc. El aeropuerto está bien comunicado con Ámsterdam y otras ciudades holandesas gracias a una estación de trenes subterránea y también a varias lineas de autobús. Por supuesto, como en todos los aeropuertos puedes coger un taxi para ir hasta Ámsterdam (aunque no te saldrá barato).

Schiphol Airport

Pero si no tienes prisa puedes también disfrutar de la oferta de ocio de Schiphol. Sí, sí, tal y como lo lees. Este no es tan solo un aeropuerto de paso, es un aeropuerto que invita a quedarse, a gastar. Schiphol cuenta con hoteles como el Hilton para viajes de negocios y tiendas en la zona de Dutty Free. Pero no es eso de lo que quería hablar hoy sino de la gran variedad de tiendas y restaurantes que encontraras fuera de las terminales.

Saliendo del tren en la parada de Schiphol llegas a Schiphol plaza, una zona cubierta y otra al aire libre. Dentro del aeropuerto hay tiendas de flores, recuerdos, librerías donde comprar revistas de todo el mundo, cafeterías y restaurantes… Pero a diferencia de otros, este aeropuerto tiene mucho más.

Schiphol

Foto de Caribb en Flickr

Como ir del aeropuerto de Schiphol a Ámsterdam

Hay varias opciones para ir a Ámsterdam desde el aeropuerto de Schiphol, la más sencilla es coger el tren. Después de recoger la maleta, y antes de salir de la zona de pasajeros, encontrarás unas máquinas dispensadoras de billetes de tren de NS pero sólo funcionan con tarjeta holandesa (a no ser que las hayan cambiado recientemente) así que puedes olvidarte de ellas. Cuando salgas al aeropuerto te encontrarás con una gran cantidad de tiendas y restaurantes y una gran plaza, Schiphol Plaza, desde donde se puede bajar a las vías del tren. En la plaza hay una taquilla de NS donde se pueden comprar billetes de tren a Ámsterdam (el trayecto en 2013 cuesta 3,90 en segunda clase). El trayecto en tren dura unos 20 minutos y suelen salir de los andenes 1 o 2 (aunque en la taquilla te lo dirán). Los trenes, que pasan cada 15 minutos, son bastante cómodos y eficientes.

Si prefieres ir en taxi, hay una parada de taxis saliendo de Schiphol Plaza (hay una zona exterior). Hay gente que ofrece servicios de taxi pero no están licenciados. Lo mejor es ignorar este tipo de ofertas y dirigirse a la parada de taxis oficiales. Ten en cuenta que el precio del taxi en Holanda es muy alto.

Hay algunas líneas de autobús regular que pasan por el aeropuerto pero normalmente comunican con ciudades de alrededor de Ámsterdam o zonas no tan céntricas. Algunos hoteles cuentan con un servicio de shuttle.

Schiphol, un gran centro comercial

De hecho, hace un par de años se anunciaba el aeropuerto de Schiphol en la tele holandesa como un lugar donde ir, pasar el día en sus tiendas y restaurantes y volver a casa, sin haber viajado. Raro, ¿verdad? Pues el aeropuerto de Schiphol lleva el concepto del viaje más allá ofreciendo un sinfín de posibilidades en tierra firme.

Aquí encontrarás tiendas de electrónica y ropa, hay H&M, Mexx, Nike, HEMA, tiendas de lujo, delicatesen, etc. A la oferta de ocio se le suma, desde hace poco, el Floating Dutchman, un tour que parte de Schiphol y hace una ruta en un autobús anfibio (que puede ir ¡por los canales!) hacia el centro de Ámsterdam y vuelta al aeropuerto, o una zona de Wellness para relajarte…

Aeropuerto de Schiphol, Ámsterdam

Yo cuando voy a recoger a alguien al aeropuerto ya no me da pereza pues sé que si llego con tiempo bien seguro que lo puedo ocupar dando un paseo por sus tiendas. Pero no acaba ahí la cosa, el aeropuerto Schiphol cuenta con su propio casino (eso si, pasada la puerta de embarque). ¿Quién ha dicho que no se puede disfrutar de una velada agradable esperando un vuelo en el aeropuerto?

Y para rematar la oferta de Schiphol, el aeropuerto no cuenta solo con zonas habilitadas para la oración sino también una capilla en el mismo aeropuerto donde puedes casarte y así volar de inmediato a disfrutar de tu luna de miel.

Entradas relacionadas

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags:

Acerca del autor

Periodista y blogger de viajes afincada en Barcelona. Me dedico al mundo de la gestión de contenidos y publicaciones Web. Soy apasionada de los viajes y la fotografía, y disfruto compartiendo mis aventuras viajeras en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top